A los cuatro meses de embarazo, a la mayoría de mujeres ya se les empieza a notar, pero no suelen tener problemas a la hora de realizar la mayor parte de sus actividades diarias. La mañana de bronceado de una madre dio un giro curioso cuando echó un vistazo a su tripa de embarazada sólo para encontrarse con un lado mucho más extendido que el otro. 



¿Cuál es la razón de esto? Al feto le gustaba más este lado de la tripa de mamá, de acuerdo con el informe de Lift Bump, y su útero respondió tomando dicha forma, mientras que el otro lado se "desinfla" un poco, ya que no está siendo ocupado. 
Publicidad
La madre en cuestión, que es conocida por su nombre de usuaria blondebombshell, publicó esta foto hace dos años a su cuenta de Imgur para que otras madres dieran su opinion acerca del curioso fenómeno. Todo un debate en el foro de maternidad Momtastic está completamente dedicado a este suceso, con muchas mujeres compartiendo en qué lugar de la tripa sus fetos parecen preferir quedarse. 

De acuerdo con el informe de Daily Mail, los fetos pueden decidirse por su lado favorito del útero tan pronto como a las 10 u 11 semanas de gestación. El Profesor Stuart Campbell, del Centro Londinense para la Reproducción y Tecnología Avanzada añade que el contacto es muy importante en esos primeros momentos. 

"He notado que los bebés muchas veces se acurrucan contra la pared del útero, parece que por comodidad", Campbell contó al Daily Mail.