Los ojos de los perros lo dicen todo: Uno de los dos se comió la galleta de la encimera y nos han pillado. Sin embargo, en un vídeo subido el 15 de julio de 2014, Harley es de lo más rápido en echarle la culpa a su hermana, Wiloa, mientras su dueña les interroga. Hablando de traición fraterna. 

De acuerdo con la página web de la dueña, Alex Hutchinson, Harley y Wiloa son las inspiración detrás de su empresa, Bark Badges. Hutchinson explica que Harley (el soplón) es conocido por ser "el niño de mamá" y sólo se interesa por "las travesuras", mientras que Wiloa (la culpable) es "cariñosa y tratable". Y estas dos personalidades son evidentes durante el interrogatorio por la galleta. 
Publicidad
Hutchinson también explica que trabajó con Canine Companions for Independence (CCI) desde 2003 y que había intentado entrenar a Harley y Wiloa como perros de servicio, pero que sus personalidades (y preferencias por la comida y los mimos) les impidieron completar el programa. Aún así, Hutchinson, basada en Nueva York, afirma que "Harley, Wiloa y yo a menudo visitamos a nuestros amigos en la CCI para pasar un día nadando en el estanque o jugando en el patio".

Vean el vídeo original, en inglés, abajo.