Miranda y Josh Crawford, residentes en Charlotte, (Carolina del Norte, EE UU), sabían que querían tener un segundo hijo tras su primogénita Joslyn, tal y como describen en  ABC News. Sabiendo que Miranda se enfrentaba a complicaciones para quedarse embarazada, la pareja se decidió por la fertilización in vitro, que es cómo se quedaron embarazados de su primera hija. 

Publicidad
El procedimiento se llevó a cabo de manera similar a la primera vez que Miranda lo recibió, con dos embriones insertados en su útero. Sin embargo, esta vez, en lugar de sólo sobrevivir uno de los embriones, no sólo sobrevivieron ambos, sino que además cada uno se dividió en dos, creando dos pares de gemelos idénticos, tal y como explican en ABC News. La pareja recibió la noticia a las seis semanas del embarazo de Miranda, y no podía haberles chocado más, cuenta ABC. 

De acuerdo con ABC7 Chicago, las probabilidades de quedarse embarazada con dos pares de gemelos idénticos en dos placentas separadas es aproximadamente de una en 70 millones. El extremadamente raro caso también suele ir acompañado de complicaciones y riesgos. ABC News describe algunas de las complicaciones experimentadas por Miranda, que incluyeron diabetes gestacional y múltiples hospitalizaciones aunque, en general, el embarazo de Miranda fue bastante bien. 

Uploading...
El 4 de febrero de 2010, a las 34 semanas de embarazo, Miranda dio a luz a cuatro bebés sanos: James, Jackson, Mia y Madison. 
 
Uploading...

De acuerdo con ABC News, los Crawfords no tienen ayuda formal a la hora de cuidar de dos pares de gemelos, excepto la de familiares y amigos. Después de varios meses, sienten que se están acostumbrando a las varias responsabilidades añadidas en la casa. En la entrevista, Miranda dice orgullosa: "Sabes qué, lo tenemos todo controlado". 

Incluso la hija mayor de la pareja Joslyn, que sólo tenía dos años cuando nacieron sus hermanos, ha ayudado a cuidar de sus cuatro hermanos pequeños. 

Uploading...

Cuando Josh vuelva a trabajar, la pareja tendrá que manejar las diversas responsabilidades, pero contando con la ayuda de sus familiares y amigos. 

El siguiente vídeo, en inglés, ofrece una mirada al interior de la casa de los Crawford y sus nuevas cuatro razones para estar llenos de alegría.