El mundo se encontró con una impresionante primera vez el 19 de noviembre de 1997 cuando Kenny y Bobby McCaughey dieron a luz al primer grupo de septillizos - cuatro chicos y tres chicas - que conseguirían sobrevivir a la infancia. El programa matutino estadounidense de noticias "Today" conoció a los siete hermanos y a sus padres cuatro días después de su nacimiento, y ahora volvió a encontrarse con ellos para ver qué había sido de la vida de estos famosos siete hermanos en su 18 cumpleaños. 

Publicidad
Los siete hermanos — llamados Kenny, Kelsey, Natalie, Brandon, Alexis, Nathan y Joel —han sido un centro de atención durante bastante tiempo. Cuando cumplieron 16 años, The Des Moines Register publicó un artículo sobre ellos detallando el estrés de ser famoso durante la infancia, escribiendo que "lo que siguió fue una intensa lluvia de publicidad en todos los aspectos de su vida, mostrándoles en las portadas de Time y Newsweek y todas las redes nacionales de televisión". Cuando el Register habló con ellos, no obstante, mucha de esta publicidad se había disipado. 

Para cuando cumplieron 16 años, los septillizos McCaughey ya estaban llevando una vida mucho más normal, pero su familia seguía teniendo que enfrentarse a retos a los que muchos otros no tienen que enfrentarse. Por ejemplo, los siete hermanos querían aprender a conducir a la vez. Kenny y Bobbi habían conseguido manejar la situación con gracia, sin embargo, habiendo enseñado a sus hijos el valor del trabajo duro para conseguir lo que deseen e instilar en ellos un fuerte sentido de cómo permanecer dentro del presupuesto, todo en su mayor parte a través de sus brillantes ejemplos. 


Uploading...

Kenny contó al Register que su mayor lección para sus hijos es que "si quiero comprar esto, ¿cuántas horas quiero trabajar para conseguirlo?". Esto se debe a que tanto él como Bobbi han tenido que trabajar muy duro para mantener a sus hijos. El Register afirmó de su situación en el momento, "Él (Kenny) todavía trabaja en una planta metalúrgica. Ella (Bobbi) es una para-educadora. Esos dos trabajos de clase media tenían que mantener a ocho niños, incluyendo el primer año de Mikayla, de 18 años, en la universidad de la zona de Des Moines, aparatos dentales para varios de ellos y las necesidades médicas de Alexis y Nathan, ambos nacidos con formas de parálisis cerebral. Ambos han pasado por cirugías en los últimos años, pero se encuentran bien en la actualidad".  

Echando una mirada al pasado de los McCaugheys, es fácil ver lo difícil que ha tenido que ser para Bobbi y Kenny criar septillizos, pero ahora que sus hijos se acercan a la edad adulta y la independencia, estos padres parecen mucho más relajados y tranquilos. 

Allá en 2013, Bobbi contaba con cariño al Register: "siempre recordaré el día que supimos que serían tantos. [...] Teníamos tantas dudas. Para mucha gente, esto puede sonar manido, pero Dios determinó este resultado. Hemos construido unos buenos cimientos que no hubiéramos podido construir si no hubiéramos estado en dicha situación. Así que el mensaje es deja que Dios te use. No tiene que ser en algo que salga en las noticias nacionales". 

Abajo, en inglés, se encuentra la última entrevista que tuvieron con "Today".