Bobby Wesson tomó una foto de su esposa durmiendo antes de que empezara su turno como enfermera de urgencias, y decidió publicarla online. Wesson estaba absolutamente orgulloso del trabajo realizado por su esposa, y empatizaba con sus luchas del día a día. Demostró la dificultad del trabajo de su mujer mostrando el proceso por el que ella pasa todos los días, antes y después del trabajo. En la publicación de Facebook, Wesson explicaba cómo empieza un día normal para su esposa: 

Publicidad
"Las herramientas y objetos que necesita para llevar a cabo su trabajo serán reunidas y revisadas meticulosamente - su pelo y su maquillaje los hará rápidamente. Se quejará de que se ve horrible. Yo estaré en desacuerdo, empáticamente, y le traeré una taza de café".

Wesson continúa, explicando lo que ocurre una vez que ha acabado el turno de su esposa. 

"Volverá a casa 14 horas después y se quitará los zapatos que han caminado a través de sangre, bilis, lágrimas y fuego de sus pies doloridos y los dejará fuera. 

A veces no querrá hablar sobre ello. Otras veces se muere de ganas de hablar de ello. 
A veces se reirá hasta las lágrimas y otras veces simplemente llorará - pero a pesar de esos a veces, siempre llega a tiempo a su siguiente turno". 

Wesson afirma que su mujer es una heroína y, después de leer su historia, es difícil discutir con él. Ella no está sola, no obstante. Es una de las casi 4 millones de enfermeras en los Estados Unidos que llevan a cabo su trabajo a pesar de las largas horas y las duras condiciones de trabajo

Aquí tienen la traducción completa del encantador tributo de Wesson a su mujer. El post y la foto originales de Facebook los pueden ver abajo: 

"Ésta es mi mujer echándose la siesta. En una hora se despertará, se pondrá el uniforme y se preparará para ir al trabajo.

Las herramientas y objetos que necesita para llevar a cabo su trabajo serán reunidas y revisadas meticulosamente - su pelo y su maquillaje los hará rápidamente. Se quejará de que se ve horrible. Yo estaré en desacuerdo, empáticamente, y le traeré una taza de café.

Se sentará en el sofá con las piernas cruzadas, intentando beberse el café mientras juega alegremente con el niñito que intenta subírsele encima por todas partes. A veces se queda con la mirada en blanco mientras hablamos. Preparándose en silencio para el turno que le espera. Cree que no me doy cuenta. 

Besará al bebé, me besará a mi, y se irá a cuidar de personas que están teniendo el peor día de sus vidas. Accidentes de coche, heridas por disparos, explosiones, quemaduras y fracturas - profesionales, pobres, pastores, drogadictos y prostitutas - madres, padres, hijos, hijas y familias - no importa quién seas o qué te haya sucedido. Ella cuidará de ti.

Volverá a casa 14 horas después y se quitará los zapatos que han caminado a través de sangre, bilis, lágrimas y fuego de sus pies doloridos y los dejará fuera. A veces no querrá hablar sobre ello. Otras veces se muere de ganas de hablar de ello.

A veces se reirá hasta las lágrimas y otras veces simplemente llorará - pero a pesar de esos a veces, siempre llega a tiempo a su siguiente turno.

Mi mujer es una enfermera. Mi mujer es una heroína".  


This is my wife taking a nap. In an hour she will wake up, put on her scrubs and get ready for work. The tools and...

Posted by Bobby Wesson on Saturday, November 7, 2015