Charlie Womble y su mujer, Jackie McGee, son los reyes indiscutibles del shag, el baile oficial de Carolina del Sur. El baile es regional, así que es posible que mucha gente fuera de Carolina del Sur nunca hayan oído hablar de él pero, de acuerdo con The Sun News, "Los nativos del Carolina del Sur crecieron oyendo a sus padres hablar acerca del baile, viendo a sus padres bailarlo y tomando lecciones ellos mismos". 

Publicidad
¿Qué hace del shag algo especial? 

“Es la manera en que te mueves”, Womble contó en The Sun News. “En el shag, vamos arriba y abajo a la manera del acordeón. Usamos sólo una mano. El hombre es más activo”. 

La pareja ha estado bailando shag juntos desde 1981, y desde entonces han ganado cientos de concursos y premios. La página web  asegura que han ganado 300 competiciones consecutivas de shag en el curso de 12 años. A principios de los 90, tanto Womble como McGee tuvieron el honor de ser añadidos al Shaggers Hall of Fame.

En los últimos años, la popularidad del baile se ha disparado. Organizaciones tales como la Junior Shag Association y la Junior Society of Stranders han introducido el shag a las nuevas generaciones, de acuerdo con Zachary McDonald, miembro del Shaggers Hall of Fame desde 2014. El año pasado, el bailarín de shag de 31 años le contó al The Sun News que, cuando era más joven, no había más que unos 100 bailarines junior de shag. Ahora hay más de 2000. 

"Están manteniendo vivo el baile de nuestro estado", McDonald contó al The Sun News.