Los muebles convertibles no sólo tienen por qué servir de ayuda a aquéllas personas cuyos hogares carecen de un gran espacio o a las que simplemente no les gustan los espacios abarrotados. Del mismo modo que un bebé evoluciona y se transforma en un niño en un tiempo que resulta mucho más corto de lo que parece, ¿qué puede ser de más ayuda que un mobiliario infantil que se transforme con él? Una gran manera de ahorrar dinero a la hora de amueblar un dormitorio infantil es precisamente contando con una serie de muebles capaces de transformarse según las necesidades de sus usuarios. 

Publicidad
Tradicionalmente, los muebles plegables o transformables parecían reducirse a un par de opciones: la sencilla mesa plegable que simplemente se coloca contra la pared cuando no está siendo utilizada o la famosa cama plegable, también conocida como Murphy Bed por su inventor William Murphy. Los constructores de muebles han sabido entrar en el siglo XXI con ideas muchísimo más novedosas y versátiles para muebles que, más que simplemente plegables o transformables, son plenamente multiusos. 

El mueble-cuna ideado por la firma española Tegarmobel, o la Cuna Convertible Magnum es, de hecho, incluso mucho más que un mero mueble transformable y multiusos. La cuna no sólo se transforma en una cama, sino que, además, permite nada más y nada menos que cinco conversiones que ofrecen un total de cinco opciones para dormitorios infantiles - y no tan infantiles. Tal y como puede verse en el vídeo abajo, la cuna puede transformarse en una cama doble compacta con mesita y zona de estudio, pero también puede convertirse en una cama doble nido con cabecero y mesita y zona de estudio, o en una cama doble con escalera para mesita, cabecero y zona de estudio. En el caso de que el niño tenga invitados, la cuna ofrece también una transformación en cama doble nido, otra cama compacta y mesita y zona de estudios. O, en el caso de que haya un bebé nuevo en la familia, en lugar de tener que comprar más muebles o una cuna nueva, el mueble-cuna puede transformarse en una cuna convertible, con cama nido y cambiador y una cama compacta. 

Este mueble convertible pasa a formar parte de una nueva generación de muebles que son capaces de transformarse según las necesidades igualmente cambiantes de sus poseedores. Muebles capaces de transformarse adaptándose no sólo al tamaño de los espacios, sino incluso a la vida cambiante de sus dueños. Como aseguran en la misma página, un sólo mueble permite tener una habitación desde que se es un bebé hasta los 18 años. Esta versátil y transformable configuración también es adaptable a los gustos de sus dueños. Si uno no está satisfecho con la disposición del dormitorio, puede cambiar totalmente su diseño, apariencia y funcionalidad sin tener que gastarse absolutamente nada de dinero.