Este extraordinario hotel es la propuesta del estudio de diseño serbio Salt & Water, y ofrece a sus huéspedes el lujo y las comodidades de un hotel de primera junto con la privacidad de una cabaña personal. Su especialización en el diseño de yates les permite un gran entendimiento así como les dota de una gran experiencia a la hora de crear una experiencia costera de lujo. 

Publicidad
El hotel flotante consta de un muelle central de dos pisos en el que se encuentra la recepción. Aquí es donde los huéspedes también pueden acceder al restaurante del hotel, así como al salón de actos y la cafetería. 

Uploading...

Extendiéndose frente al centro del hotel hay dos muelles en los que atracan los catamaranes individuales. 

A gusto del huésped, los catamaranes pueden separarse del muelle y navegar hasta un lugar más privado. 

Uploading...

Permitir a los huéspedes la posibilidad de navegar y dirigir sus propios catamaranes supone la posibilidad de una experiencia privada y personalizada que no es posible encontrar en otro lugar de la industria hotelera. El diseño permite a los huéspedes utilizar los servicios del hotel o simplemente esconderse en una esquina recóndita del lago o río a capricho. 

Una vez que han elegido el lugar en el que quieren quedarse, los huéspedes pueden nadar o pescar desde la cápsula, o simplemente relajarse y disfrutar del paisaje. Mientras que la mayoría de hoteles sólo puede ofrecer este tipo de experiencia a los huéspedes de las habitaciones premium, el diseño del catamarán flotante ofrece los mismos lujos a todos los huéspedes. 

Uploading...

El diseño, que ganó el premio Millennium Yacht Design ("Diseño de Yate del Milenio"), está pensado para permitir a la industria turística promover aguas y ríos más pequeños que hubieran sido considerados previamente poco aptos para construir hoteles o para que cruceros pudieran acceder a ellos. La posibilidad de colocar estratégicamente muelles pequeños pensados para áreas de descanso o para recolectar la basura también ha sido discutida. Esto permitiría a los huéspedes del hotel pasar más tiempo lejos de la unidad central o incluso alejarse un poco más a través de una zona estrecha del río, algo que sería imposible para el típico barco crucero. 

Desde luego, cada catamarán fue diseñado pensando en ofrecer el mismo nivel de comodidad y lujo que cualquier suite de hotel. 

Uploading...

Cada unidad tiene un salón, cocina, baño, pasillo con almacenamiento, y una zona de dormitorio en el piso de arriba. Una pequeña transformación permite que cada unidad albergue dos personas más al añadir una cama doble en el salón. Los huéspedes pueden maniobrar en el catamarán, girándolo para estar de cara a la luz cuando lo deseen, y el diseño en madera ofrece vistas constantes sin tener que sacrificar la privacidad. 

Para ser exactos Salt & Water no son los primeros diseñadores en pensar en un hotel flotante. La firma de arquitectura Dutch Docklands ha comenzado ya la construcción de un hotel flotante en forma de copo de nieve en Noruega, y desde el que los huéspedes podrán contemplar la preciosa aurora boreal. El diseñador holandés Marijn Beije también ha hecho planes para proveer catamaranes flotantes. Diseñados como una cabaña ecológica y flotante, es posible adquirir las unidades individuales a través de sus asociados APHoutconstructies. 

Lo que Salt & Water ofrecen, no obstante, es la unión de dos vacaciones ideales como nunca se ha visto antes. Su exhibición de innovación arquitectónica y entendimiento de la industria hotelera seguro que llamará la atención de los promotores.