Los recién casados y en su viaje de luna de miel Ryan Pipes y Heidi Pyfferoen estaban buceando en la costa de Kailua-Kona, Hawaii, este agosto cuando un visitante acuático les ofreció un majestuoso espectáculo. Afortunadamente, Pyfferoen tenía la cámara encendida. La atención de su objetivo pasa de su marido a un solitario delfín que se acerca nadando hasta a ellos. Metiéndose y saliendo del agua, Pyfferoen es capaz de grabar al delfín haciendo piruetas varias veces, saltando y girando como si estuviera actuando para la pareja de recién casados. 

Publicidad
Pipes subió el vídeo a YouTube y después publicó el mágico momento en su muro de Facebook, donde describió lo que su mujer grabó como "demasiado bueno como para no compartirlo".