Huru es hoy una gata sana y feliz. Sin embargo, muy pocos gatos podrían contar que han sido testigos de los horrores a los que se enfrentó Huru y menos aún podrían decir que consiguieron escapar de ellos. Huru, junto con otro gato y dos perros, tuvo la suerte de ser rescatada por un activista encubierto de la Human Society International (HSI), cuenta The Mirror

Publicidad
Huru era una de los 10000 perros y gatos que, de acuerdo con la HSI, iban a ser servidos para el Festival de la Carne del Gato y el Perro de Yulin (Sureste de China) de este 2015, un festival que forma parte de las celebraciones del solsticio de verano. Aunque, tal y como reporta el New York Times, la gente de la localidad defiende el festival, afirmando que, para ellos, alimentarse de perros es mucho más normal que en otras partes del mundo, celebridades como Gisele Bündchen y Ricky Gervais han demostrado su desagrado y oposición ante esta celebración públicamente. Ricky Gervais hizo notar en un tweet que el problema, más que tratarse de alimentarse de perros, tenía que ver con despellejarlos vivos y torturarles. La gente de la localidad, no obstante, insiste en que los perros y gatos que se consumen durante el festival fueron criados en granjas, del mismo modo que en otros lugares se crian vacas, cerdos o pollos. 

Los grupos en defensa de los animales insisten que, aún así, un gran porcentaje de los animales sacrificados durante el festival son mascotas robadas. De acuerdo con la HSI, mientras esperan su turno para ser sacrificados, muchos de estos animales ni siquiera tienen acceso a comida o agua. 



Tal y como la HSI detalla en su web, tanto Huru, llamada así por los lectores del Daily Mail y que significa "Libertad" en Swahili, como el otro gato rescatado - ahora conocido como Yulu, llevaban collares cuando el Doctor Peter Li les rescató el 22 del pasado junio, lo que hizo pensar a la HSI que ambos eran mascotas robadas. 

La foto de Huru, agarrándose desesperada a los barrotes de la verja del matadero mientras esperaba a ser sacrificada junto con tantos otros gatos, dio la vuelta al mundo. 

Great news! The two cats HSI was able to save from a tragic death in a Yulin, China slaughterhouse have now safely made...

Posted by Humane Society International on Jueves, 20 de agosto de 2015

Li, que de acuerdo con The Mirror es el especialista en política China de la HSI, llegó al matadero justo a tiempo de evitar la muerte de Huru, Yulo y Little Ricky, un perro al que llamaron así precisamente en honor de Ricky Gervais. 


Tal y como contó Li al Mirror, "Estaba encantado de poder haberles salvado, pero con el corazón roto por los demás". Era imposible poder salvarlos a todos. Li contó al Mirror como tuvo que evitar parecer emocionado ante el hombre del matadero. Simplemente le dijo: "Ellos también vienen conmigo". 

Huru y Yulu fueron trasladados al Washington Animal Rescue League, un socio de la HSI, donde fueron cuidados y mimados hasta que volvieron a ser los gatos que solían ser. "Qué diferencia han supuesto unas pocas semanas para este gato", escribieron los voluntarios de la WARL en su página de Facebook

Actualmente, esperan encontrar un hogar de adopción para ellos. Little Ricky, el perro que fue rescatado junto a Yulu y Huru, ya tiene una nueva y cariñosa familia, cuenta la web de la HSI.