Virginia Ruiz se ha ganado la atención de todos los medios después de saltar al ruedo de la plaza de toros de Málaga, España. Tanto, que después de algo menos de dos semanas, el vídeo subido a YouTube ha alcanzado más de 1 millón de visitas. El vídeo, que aparece abajo, muestra a la mujer de 38 años saltando a la plaza de la Malagueta, en Málaga, durante una novillada sin caballos el 13 de agosto de 2015. Después de correr alrededor del ruedo mostrando un folleto reivindicativo, la mujer se acerca al toro moribundo, al que abraza y sobre el que se sube hasta que varias de las personas que estaban en el callejón la obligan a salir de allí. "Salté sin pensar", cuenta la activista animalista y anti-taurina a Verne-El País, "estaba triste al ver a la gente ovacionando al animal agonizando". 
Publicidad
Aunque muchos medios la han calificado como "la primera mujer en saltar al ruedo", lo cierto es que simplemente es la primera en aventurarse sola en una plaza. Para Ruíz tampoco era la primera vez viendo en vivo y en directo una corrida. Al parecer, como también contó a Verne-El País, "en ocasiones voy a hacer fotos de la brutalidad de las corridas, y decidí acercarme a La Malagueta porque en las novilladas no torean tipos profesionales, sino los alumnos de las escuelas taurinas, lo cual convierte el espectáculo en una carnicería mayor porque no saben". De hecho, en la entrevista para Telecinco que puede verse en el primer vídeo abajo, asegura que su intención original era simplemente realizar un "reportaje gráfico" de lo que ocurre en este tipo de corridas. 

Tal y como cuenta en dicha entrevista, a pesar de no ser la primera corrida que presenciaba y a la que iba a protestar, Ruíz estaba especialmente indignada en este caso, porque se trataba de una novillada gratuita, financiada por la misma Diputación de Málaga con dinero público. La reacción de los asistentes al espectáculo y presentes en la plaza se dividió entre los gritos de "¡Valiente! ¡Valiente!", tal y como puede escucharse claramente en el vídeo abajo, y los abucheos o los gritos de "¡Fuera!", tal y como informa el Diario Sur. La activista aseguró en Verne que "al principio no tuve miedo, pero una vez estaba encima del toro, con toda la gente abucheando, fue cuando fui consciente de dónde me había metido".  

Según sigue relatando Verne, las personas que se encontraban en el callejón (ningún policía), acabaron por reducir a Ruíz, sacándola por la fuerza del ruedo y "reteniéndola contra su voluntad", como Ruiz contó al periódico. En la entrevista a Telecinco explica que en dicha corrida no había ningún tipo de fuerza de seguridad pública o privada y, aunque a la pregunta de si fue agredida violentamente respondió "en público, no", al parecer el incidiente dió un giro diferente una vez fuera de la vista de los espectadores. Ruíz relata en otra entrevista para el canal español La Sexta cómo fue un alivio que finalmente llegara la policía, ya que aunque no le pusieron las manos en cima, sí que le dieron patadas, la insultaron en incluso llegaron a amenazarla con frases como "¡La mato, la mato!". Finalmente, cuando la policía llegó, le pidió el Documento Nacional de Identidad y la dejó marchar, aunque Ruíz será obligada a pagar una multa de 6000 euros.  



Aquí aparece la entrevista que la cadena española de televisión Telecinco realizó con Virgina Ruiz. 


La organización por la defensa de los derechos de los animales PETA le ha concedido a Ruíz el premio "Héroe por los animales", tal y como informa el Huffington Post. Parece que, ante toda esta atención, Ruíz contó a Verne que "Ando un poco descolocada... ¡Si lo llego a saber no salto!". Tal y cómo sigue relatando el Huffington Post, Mimi Bekheni, directora de PETA, dijo de Ruíz que "demostró una gran valentía y compasión", así como que espera que un acto como el de la activista "dé a los ciudadanos una nueva perspectiva respecto al espectáculo arcaico y vergonzoso que son las corridas de toros". PETA también se ha dirido al Gobierno español, demandando que acaben con el espectáculo y el sufrimiento de los toros. 
* Advertencia: Algunas de las imágenes que aparecen en este artículo son extremadamente gráficas y pueden dañar la sensibilidad de algunas personas. 

La de Virgina Ruiz no es la única historia anti-taurina que se ha hecho un enorme eco en las redes y medios sociales este agosto. José Sepúlveda Sepul, técnico de sonido, declaró ser el autor del post que se publicó en la página de Facebook Anonymous Defensa Animal España que aparece abajo. En dicha publicación, el técnico de sonido describe su experiencia personal a pie del ruedo, enfatizando el horror que produce la agonía y la muerte del toro, sobre todo vista desde tan cerca.  

Al parecer, Sepúlveda se niega a cubrir más corridas como técnico de sonido. 

TESTIMONIO REAL: Palabras de un técnico de sonido de televisión que hacía las retransmisiones de toros..."En mi caso,...

Posted by Anonymous Defensa Animal España on Sábado, 22 de agosto de 2015

En el vídeo abajo puede verse claramente el momento en que Ruíz saltó al ruedo.