Byron Taylor, un joven de 23 años y que vive en el pueblo de Slimbridge en Gloucestershire, Inglaterra, se vio tocando fondo hace unos cuantos años cuando su novia de aquel entonces rompió con él. En una entrevista con el Daily Mail, Taylor explicó que su novia le había dejado "de muy mala manera". Taylor no sólo perdió a su pareja, sino también su trabajo, sus ahorros y a sus cuatro perros. 

Publicidad
Severamente deprimido y sin ninguna esperanza, Taylor tomó la decisión de quitarse la vida. Después de pasarse el día bebiendo alcohol, Taylor tomó una cuerda y le hizo un nudo corredizo, dirigiéndose entonces al piso de abajo para escribir una nota de suicidio. Mientras Taylor escribía la carta a su madre, su perro Bullmastiff galés se quedó en el piso de arriba con el nudo corredizo. 

Cuando Taylor volvió a su habitación en el piso de arriba, hizo un desconcertante descubrimiento. Su perro Geo no sólo tenía la cuerda en la boca, sino que también se negaba a devolvérsela, yendo tan lejos como hasta mostrarle los dientes a su dueño. Cada vez que Taylor intentó quitarle la cuerda, Geo le gruñía, algo que Taylor le contó al Mirror que era un comportamiento muy extraño en el perro. 


Taylor atribuye el extraño comportamiento de Geo a un "sexto sentido". Taylor cree que Geo pudo haber intuido lo que estaba a punto de cometer y que intervino inmediatamente. Sin posibilidades de recuperar la cuerda, el plan de Taylor de quitarse la vida había quedado frustrado. 


Hoy, Taylor asegura que, si sigue vivo, ello se debe a lo que Geo hizo aquel día hace unos años. Aunque el traumático momento de Taylor concluyó de forma milagrosa e hizo que el lazo entre él y Geo fuera incluso aún más fuerte, éste no fue el último obstáculo al que están teniendo que enfrentarse. 

En las últimas semanas, el veterinario informó a Taylor de que Geo sufre de un tumor que está creciendo rápidamente. Sólo le han dado al perro unas pocas semanas más de vida, lo que ha hecho que Taylor se apresurara a empezar una página en GoFundMe para Geo y comenzar a reunir fondos para animales necesitados locales. Hasta ahora, la fundación de Geo ha reunido más de 1000 libras esterlinas, que equivale a casi 2000 dólares estadounidenses y más de 1400 euro.