En 2002, unos ciudadanos de Tofino, Columbia Británica (Canadá) escucharon un disparo y vieron cómo se alejaba un camión. Al acercarse y ver horrorizados qué habían hecho, se pusieron rápidamente manos a la obra. Según cuenta angrysnowsquid, el autor del post en imgur, después de escuchar el disparo, los testigos vieron cómo un camión se alejaba apresuradamente de la escena. 

Publicidad
Después de una rápida búsqueda por los alrededores, finalmente dieron con la víctima del disparo: un águila calva o águila americana, a la que el disparo había arrancado gran parte del pico superior, dejando el resto colgando de una fina pieza de cartílago. Este majestuoso ave, que estuvo a punto de desaparecer a principios del siglo pasado pero que gracias a los esfuerzos de muchas organizaciones está ahora casi fuera de peligro, depende por completo de su pico para alimentarse. Este desafortunado ejemplar estaba condenado si no se hacía algo para salvarle. 

Así, trasladaron rápidamente al pájaro al Centro de Rehabilitación para Pájaros Salvajes Rory's Refuge, en la misma localidad de Tofino y, desde allí, volvieron a trasladarle al North Island Wildlife Recovery Centre, en la localidad de Errington, donde al parecer, los veterinarios no veían más solución que sacrificar al pobre pájaro. No obstante, los voluntarios del centro se negaron a aceptar que aquélla fuera la única solución, momento en el cual alguien de lo más inesperado acudió al rescate: el doctor Brian Andrews, un dentista de la ciudad de Nanaimo, también en la Columbia Británica. 


Uploading...
En un momento como éste, en el que la indignación acerca del asesinato del león de Zimbabue Cecil por parte del dentista Walter Palmer no sólo está afectando a otros cazadores deportivos, sino también la reputación de muchos dentistas simplemente por ser dentistas, angrysnowsquid pensó que resultaría refrescante y alentador compartir el ejemplo de un dentista que fue mucho más allá de lo dictado por el deber para salvar a este águila. 

Uploading...
Tal y como se relata en la publicación de imgur, el doctor Andrews comenzó por tomar un molde de la parte del pico destrozado por la bala. Gracias a dicho molde construyó un molde de cera a partir del cual el técnico dentista Fred Leak generó una prótesis permanente de color amarillo, para imitar un pico natural. 
Uploading...
Aunque no existe mucha información acerca de la situación actual del animal, parece que la prótesis ideada por los dentistas funcionó sin problemas. De hecho, han llamado al águila Brian en honor de uno de sus salvadores. Así mismo, la identidad, paradero e intenciones del tirador siguen siendo desconocidas, aunque hay ciertos comentarios que especulan que el motivo podría residir en la intención de vender sus plumas en el mercado negro.