La oficina en la que River Bluff Dental solía estar se encuentra justo en los alrededores de Minneapolis, Minnesota, en el área metropolitana de la ciudad de Bloomington. A pesar de haber sido una boyante y próspera consulta dental, probablemente nunca vuelva a ver a un solo cliente atravesando sus puertas. El Minneapolis Star Tribune informa que el 29 de julio de 2015, la consulta dirigida por el doctor Walter Palmer cerró definitivamente sus puertas debido a la negativa respuesta que se ha apoderado de internet desde que el dentista admitió  haber disparado y matado al más querido león de Zimbabwe, Cecil, a principios de este mes. 

Publicidad
"No tenía ni idea de que el león que cacé era un conocido favorito local, o que tuviera un collar y que formara parte de un estudio hasta el final de la cacería”, aseguró el Dr. Palmer. Sus afirmaciones, no obstante, parecen estar cayendo en oídos sordos, y aquellos que están siguiendo la historia de cerca se han apoderado de Internet en un esfuerzo por denigrar al dentista por sus actos. Desde la creación de páginas ficticias en Facebook, a una inundación de "reseñas" en yelp.com de su negocio, su persona online se ha enfrentado con un ataque constante desde que aparecieron las primeras noticias del incidente. 


Páginas de Facebook como la que puede verse arriba se han creado tras la injusta muerte de Cecil, en un intento por difundir lo más posible la historia. 

Uploading...

Es probable que la reseñante de Yelp, Monique W. de Lakeside, California, nunca haya puesto un pie en la consulta del doctor Palmer, pero le pregunta, "¿Alguna vez pensaste aunque fuera por un segundo lo mucho que te costarían tus estúpidas acciones? [...] El karma volvió para devolvértela instantáneamente y jod**te. [...] Tú mismo te has causado este problema. ¡¡¡Vive con miedo!!! ¡¡JUSTICIA PARA CECIL!!". Esta mujer es sólo una de los miles usuarios de Yelp que han usado la popular plataforma de reseñas para dar voz a sus opiniones. 

Quizá no se había parado a pensarlo antes pero, ahora, desde luego es muy consciente del coste de sus acciones. "Consulta dental que pertenece al controvertido cazador Walter Palmer completamente cerrada. Todas las persianas echadas", dice el siguiente post. 

El internet puede ser increíblemente poderoso. El doctor Walter Palmer parece estar sufriendo ahora mismo toda la fuerza de ese poder.