Una cámara de seguridad en una estación de metro ruso capturó, de acuerdo con James Beltz, un intento frustrado de robo. Una joven estaba apoyada contra la pared, usando su teléfono móvil, cuando se le acercó un ladrón. El hombre, cuyo nombre se desconoce, le arrebató el aparato de las manos pero, según se giraba para huir de la escena, fue sorprendido con un bolsazo en la cara y una patada en la ingle. 

Publicidad
El momento, tal y como indica la grabación, en que este robo frustrado tuvo lugar fue en julio de 2013. Aunque los rápidos reflejos de la joven y su capacidad para defenderse a sí misma han llamado mucho la atención en la red, también ha habido muchas preguntas acerca de la legitimidad del vídeo. Algunos parecen pensar que la situación se desarrolla casi demasiado perfectamente, casi como si fuera la escena de una película. 

James Beltz, el usuario de YouTube que publicó este vídeo, hace una lista de lo que creyó ver hacer a la joven: una patada en la ingle, una bofetada en las orejas, un puñetazo en la nariz y, finalmente, una patada en la cara que dejó a su asaltante completamente fuera de combate. La bofetada en las orejas en particular es mucho más efectiva de lo que cabría pensarse, tal y como indica esta página web de "cómo defenderse": puede confundir enormemente al oponente además de ser muy doloroso. El vídeo abajo puede ser falso o no, pero sigue siendo una bella demostración de auto-defensa absolutamente digna de ser imitada