* Este vídeo no contiene escenas de desnudo alguna. 

Es una de las escenas más cliché de cientos de películas o series de televisión: marido y mujer se suben al auto, apresurándose por llegar a tiempo al hospital esperando llegar a tiempo, pero acaban metidos en un enorme atasco.  En el caso de Lesia y Jonathon Pettijohn, la familiar escena se convirtió en realidad mientras intentaban llegar a su centro médico. Al empezar a grabar el vídeo, llevaban ya 45 minutos atrapados en el tráfico. Los dos manejan la situación como verdaderos campeones. Una de las cosas más sorprendentes acerca de esta historia es lo tranquilo y entero que el marido es capaz de mantenerse durante todo el proceso. Con un tono sosegado, fue capaz de calmar todos sus miedos y darle la seguridad que necesitaba mientras continuaba su camino al centro de salud, donde tanto mamá como su bebé podrían ser revisados y el cordón umbilical cortado de manera correcta. "Si está llorando es que respira, cariño", le dice, "simplemente ponle bocabajo y dale palmaditas en el trasero". "¡Tenemos un niño!", añade alegremente, a lo que ella responde, "¡Dios mío! ¡Acabamos de tener un bebé en el auto!". 
Publicidad
Para el parto de sus dos primeros niños, llegaron al hospital antes de tiempo, así que para el tercero, decidieron esperar un poco más antes de salir de su casa. Sin duda fue su experiencia previa lo que permitió a Jonathon mantener la calma y saber que lo mejor que podían hacer era continuar su camino al hospital. Llegaron tan solo unos minutos después de que el bebé naciera, y el personal del centro quedó gratamente sorprendido al anunciar que el recién nacido de 4 kilos y medio estaba perfectamente sano. La feliz pareja decidió llamar Josiah a su tercer hijo.