Le pasa a todos los bajitos: a veces hay que dar saltos para ver lo que uno quiere ver... Alfie es un enérgico y vivaracho Springer Spaniel Inglés al que le encanta salir a pasear con su dueña. Sin embargo, cuando acaban en un campo de cebada como éste, en el que las plantas son altísimas, Alfie tiene que dar con una solución para dar con su dueña, ¡y es adorable!

Publicidad
Como todos los Spaniel, los Springer ingleses son amistosos, cariñosos y obedientes. Son perros que aprenden muy rápido y están deseando complacer a sus dueños, por lo que resultan ser excelentes perros de compañía y también cazadores. Disfrutan tanto de la compañía de niños como de otros animales, pero requieren una cantidad de ejercicio moderada, ya que tienden a coger peso si no, y pueden ponerse muy traviesos si se les deja solos y comienzan a aburrirse. Vean a Alfie pasárselo de miedo entre la cebada y el divertido método que ha inventado para encontrar a su dueña.