No hace falta decir que "Hallelujah", de Leonard Cohen, es una de las baladas más adoradas y fácilmente reconocibles de la música estadounidense. Les costaría mucho encontrar a alguien mayor de 20 años (y probablemente incluso a alguien menor de 20) que no pudiera reconocer inmediatamente la canción sólo oyendo los primeros acordes. 
Publicidad
Grabada por primera vez en 1984, la canción ha permeado toda la cultura estadounidense durante más de tres décadas; algo que puede decirse de muy pocas canciones. Se ha utilizado en incontables películas y, también es increíblemente popular a la hora de ser escogida por participantes en concursos de talento televisivos. "Hallelujah" es el tipo de canción que te conmueve inmediatamente, y ésta es la razón de que tanta gente sienta una conexión especial con la misma. El sosegado ritmo de la melodía y las elaboradas frases penetran en el devastador sentimiento de recordar a un antiguo amante, algo con lo que la mayoría de nosotros podemos identificarnos fuertemente. 

Aunque la grabación original de Leonard Cohen recibió una acogida un tanto tibia, fue la versión de Jeff Buckley la que lanzó rápidamente la canción hacia la fama. A pesar de ser grabada en 1994, no se convirtió en algo tan tremendamente popular hasta que Jason Castro cantó la canción en American Idol. Los fans del programa comenzaron a descargar la canción de Buckley en tropel, y "Hallelujah" subió como la espuma hasta el puesto número uno en "Canciones Digitales Candentes" del Billboard. De vez en cuando, no obstante, alguien consigue crear una versión que sigue mereciendo la pena escuchar, y esto es exactamente lo que hizo Bon Jovi. 

En 2007, sacó un vídeo musical con una sencilla interpretación en directo de "Hallelujah". Aunque puede que estén acostumbrados a escuchar la voz áspera, más apta para el rock, de Jon Bon Jovi, esta versión demuestra un lado mucho más dulce de sus habilidades vocales, pero que sigue manteniendo toda su personalidad. Aunque no sea la amable y clara versión de Buckley que todos conocemos y de la que todos nos enamoramos, es un éxito absoluto, porque Bon Jovi aplicó su estilo único a la canción en lugar de simplemente intentar imitar a Buckley. 

¿Qué les pareció la interpretación de Bon Jovi? ¿Qué versión de la canción es su favorita? ¡Cuéntennoslo en los comentarios!