Crecer con una madre que es profesora me enseñó algo increíblemente importante acerca de las profesiones educativas: muchas veces, los estadounidenses no aprecian a sus educadores como se merece y, en general, la sociedad no le presta al sistema educativo toda la atención que merece. Lo que nos queda entonces son un montón de profesores insatisfechos que no tienen libros suficientes, que no tienen materiales suficientes y a los que no se paga como se merecen y que, aún así, siguen apareciendo todos los días para ayudar a los niños a crecer y convertirse en la nueva generación de profesionales que decidirán el curso de nuestra sociedad en el futuro. No es fácil educar a todo un grupo de humanos en miniatura que, además, están más interesados en lanzarse gomitas unos a otros que en discutir acerca de historia. Seamos sinceros, a la mayoría de padres les cuesta hacerse cargo de 2 o 3 niños, imagínense tener que hacerse cargo de 30. Así, dar con un profesor que va mucho más allá de donde le dicta el deber es casi como dar con un súper héroe. Russell Powell es uno de esos profesores. 

Publicidad
Powell es un profesor de primer grado en San José, California, pero también es un artista increíblemente talentoso al que le encanta incorporar el arte a su estilo educativo, así como a la decoración de su clase. 

Word tree painting for my buddy Evan after school today.. #wherethesidewalkchalkends

A photo posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

A través de su pasión y sus habilidades, inspira a sus estudiantes, y es su extraordinario modo de pintar lo que les enseña a pensar con originalidad. Powell comienza pintando un retrato en su mano - muchas veces una cara famosa -, como la que aparece abajo. En caso de que no la reconozcan, este retrato es de Ruby Rose, la cara de Maybelline-New York en Australia, así como uno de los últimos añadidos a la serie de éxito de Netflix Orange Is The New Black

#rubyrose #freestyle #facepaint #create #pangaeanstudios #wherethesidewalkchalkends @rubyrose

A photo posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

Ya que Powell usa pinturas al óleo, la pintura de su mano no se seca y, así, puede usarla como sello. Ha denominado este proceso "estampado con la mano", y el resultado se ve así.  

#handstamp #facepaint #rubyrose #pangaeanstudios #wherethesidewalkchalkends @rubyrose

A photo posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

Powell sube muchos vídeos en time-lapse además de fotos, para que así podamos ver el proceso. 

#handstamp #facepaint #create #emiliaclarke #pangaeanstudios #wherethesidewalkchalkends

A video posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

Muchos de los vídeos comienzan con sus estudiantes haciendo arte, lo que demuestra que está tan orgulloso de la creatividad de sus niños como de sus propias habilidades. 

Quick shot... #handstamp #facepaint #create #charmaineolivia #pangaeanstudios #wherethesidewalkchalkends

A video posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

Messed up on the #handstamp :/ #sineadoconner #johnlennon #create #pangaeanstudios #wherethesidewalkchalkends

A video posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

El método de Powell de usar su mano como lienzo enseña una lección muy sutil, pero también muy importante, a sus estudiantes: no siempre hay que seguir las reglas, especialmente cuando se está trabajando con creatividad. Es importante enseñarles a los niños a pensar con originalidad y a desafiar las normas establecidas ya que, después de todo, así es como las personas creativas capaces de solucionar problemas piensan en todas las áreas de su vida. Usando su mano como lienzo, Powell está enseñando a sus estudiantes que re-imaginar algo sencillo puede conducir a resultados realmente espectaculares. 

#facepaint #create #pangaeanstudios #wherethesidewalkchalkends photo by @driggsphotography

A photo posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

#handstamp #facepaint #bodypaint #pangaeanstudios #wherethesidewalkchalkends

A photo posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

Aunque muchos de los retratos de Powell son en blanco y negro, en algunas ocasiones añade un poco de color, obteniendo deslumbrantes resultados. 

Quick shot... #lunchbreaksessions #handstamp #create #pangaeanstudios #wherethesidewalkchalkends

A photo posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

#handstamp #facepaint #pangaeanstudios #wherethesidewalkchalkends

A photo posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

#facepaint #pangaeanstudios #wherethesidewalkchalkends

A photo posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

La textura de las palmas y dedos de Powell le añade un increíble efecto granular a los estampados una vez que pasan al papel; casi parecen envejecidos, un efecto que sería increíblemente difícil de conseguir usando métodos tradicionales de pintura sobre lienzo. 

#handstamp #facepaint #create #pangaeanstudios #wherethesidewalkchalkends

A photo posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

#handstamp #facepaint #pangaeanstudios #wherethesidewalkchalkends

A photo posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

#handstamp #facepaint #create #pangaeanstudios #wherethesidewalkchalkends

A photo posted by Russell Powell (@pangaeanstudios) on

Compartiendo su pasión por el arte con sus estudiantes, Powell inspira el tipo de creatividad y expresividad que permite a los niños desarrollar de verdad su imaginación. Se den cuenta o no en el momento, muchos de estos niños estarán influenciados por esta creatividad el resto de sus vidas, y ésta es la seña de que hemos dado con un profesor verdaderamente extraordinario.