Estar en la playa, a gusto, a lo tuyo, comiéndote una hamburguesa... ¿Qué o quién podría arruinar un momento tan perfecto? Este hombre está a punto de descubrirlo... ¡Una gaviota ladrona! Las gaviotas son capaces de alimentarse de prácticamente cualquier cosa: desde peces, moluscos, insectos, huevos, pájaros más pequeños, carroña, basura... De acuerdo con Wikipedia, su voracidad es tan grande, que han llegado a erradicar las poblaciones de otros pájaros. 

Publicidad
Aunque normalmente no suelen ser agresivas con los humanos (¡esperamos que Hitchcock nos lo perdone!), su gran inteligencia les permite saber que donde hay humanos, hay comida. Así, como grandes animales oportunistas que son, estas gaviotas en el vídeo compilación que verán a continuación, demuestran que, además de ser más listas que el hambre, ¡son grandísimas ladronas!