¿Quién no se ha quedado dormido alguna vez en dónde no debía? En clase, en el trabajo, ¡yo me he quedado dormido incluso en algún bar, aunque me dé vergüenza admitirlo! Sin embargo, si alguien es vulnerable al ataque del sueño cuando menos se lo esperan, son los niños.

Publicidad
Los niños gastan muchísima energía, ya que están creciendo, y por eso necesitan más horas de sueño que los adultos. En este divertidísimo vídeo producido por BuzzFeed, podrán ver a 17 pequeños que sucumbieron a los encantos de Morfeo, el dios del sueño, dónde no debían. ¡Menos mal que había alguien dispuesto a despertarles!