Una impresionante vista tuvo lugar en la costa de Destin, Florida, cuando un pescador sacó a un pez martillo de 4 metros al muelle. El tiburón, conocido como "Phoenix", fue atrapado durante una expedición de pesca deportiva y murió al ser arrastrado tras la barca. Los testigos observaron el momento con una mezcla de impresión, disgusto y tristeza mientras un trabajador del muelle abrió el estómago del tiburón. 

Publicidad
La grabación, realizada por uno de los testigos, muestra al trabajador sacando una enorme cantidad de bebés de pez martillo del interior de su madre. El hombre extrajo una asombrosa cantidad de 34 crías del tiburón, un número altísimo, considerando que muchas especies de peces martillo están en peligro. Desde que lo subieron, el vídeo ha inspirado a muchas personas a manifestar su profundo desacuerdo con la matanza de tiburones. 

Advertencia: el vídeo contiene imágenes gráficas. Cuéntennos qué pensaron acerca de este incidente durante una pesca deportiva.