*Advertencia: Este vídeo contiene lenguaje que algunas personas pueden encontrar ofensivo


Tras descubrir la atrocidad que fueron capaces de hacer unos niños con una camada de gatitos recién nacidos, el veterinario Carlos Rodríguez decidió que era hora de hacerse oír. Sólo la suerte de que una señora pasara por la calle e inmediatamente interviniera detuvo a una pandilla de niños de "jugar" con una camada de gatitos a la pelota, lanzándoselos unos a otros a patadas. 
Publicidad
Nos gustaría contarles que Broken (así llamaron a la gatita) superó este horrible acontecimiento pero, desgraciadamente, falleció a los tres días de su primera operación. Lo único que nos queda es la alegría y el consuelo de que los tres últimos días de su vida los pasara rodeada de amor y cariño, pero también nos queda preguntarnos cómo es posible que unos niños se comporten así. ¿En qué mundo cabe tal crueldad en contra de un pobre animal indefenso? 

Aquí tienen lo que Carlos Rodríguez escribió como descripción del vídeo: 

"Tras 30 años de profesión y cientos de animales intervenidos, nunca me había encontrado con una rotura completa de pared abdominal. Tras 30 años de profesión y cientos de casos de maltrato vistos, en mi vida me hubiera imaginado que unos niños pudieran causar esto a un ser tan indefenso como un gato de apenas dos meses. Hoy, viernes 12 de junio de 2015, nos encontramos interviniendo de urgencia a esta gatita. Ya ha superado una primera cirugía, una abdominoplastia para reconstruir la pared abdominal y ahora mismo vamos a empezar la segunda, una fractura proximal de fémur. Cuando apenas comenzaba a disfrutar de la vida a sus dos meses, se ha topado con un grupo de críos que han decidido quitársela de la manera más vil, más cruel... Esta panda de pequeños PSICÓPATAS (sí, sí PSICÓPATAS CON MAYÚSCULAS), han decidido "jugar" con ella como si fuera un balón, lanzándose los unos a otros su pequeño cuerpecito por el aire, a patadas. En realidad ha tenido "suerte", una buena mujer se ha topado en su camino, ha detenido esta atrocidad y la ha rescatado. En este "campo de juego" del horror ya perecían dos cuerpos de otros dos gatitos de la misma camada. Qué futuro tan incierto nos espera cuando a mis 51 años me enfrento a esto... ¿Qué consuelo queda cuando unos niños, que se suponen con inocencia, realizan un acto así con un ser vivo? ¿Tendrá algo que ver la "cultura española" en la que se maltrata un animal hasta su muerte y que puede verse en la televisión pública en horario infantil? Y como tantísimas asociaciones que se enfrentan día a día a estas situaciones, no podemos mirar a otro lado: Mascoteros Solidarios se hará cargo de tratar de salvar la vida a esta pequeña. Y mientras, miles de animales se maltratan y se abandonan, los calientaescaños se toman la libertad de mirar hacia otro lado, dedicándose a la vida contemplativa. Y mientras, aquellos amamos los animales, esperamos la deseada y prometida Ley de Protección Animal. ¡Viva España!"