Igual que los humanos pueden ponerse un poco nerviosos la primera vez que ven el agua, a los animales también les pasa. Piensen en la primera vez que aprendieron a nadar. Para muchos de nosotros, tomó algo de tiempo antes de sentirnos lo bastante cómodos para juguetear y salpicar en el agua. Esto es exactamente lo que ocurre cuando una joven y su caballo llegan al río para que el bello animal superase su miedo al agua. 

Publicidad
Anna Paterek llevó a Magic, su caballo, a un riachuelo e intentó convencerlo para que se metiera en el agua. Les toma unos cuantos intentos que el caballo se atreva siquiera a acercarse a la orilla. Pero, una vez que mete la pata, ya sólo es cuestión de segundos que se ponga a juguetear y a saltar en el agua. Se puede oír claramente a la mujer que está grabando la escena partirse de risa con el caballo. Magic acaba salpicando tanto que Paterek acaba empapada de agua de la cabeza a los pies.  

¡Vean la divertida escena y compartan con nosotros lo que pensaron abajo, en los comentarios!