Les costaría encontrar a alguien que se queje de las innovaciones modernas, pero ver a alguien construir un refugio completo desde la nada es digno de ver. Vean cómo comienza con un refugio de lo más simple, pero que poco a poco va mejorando según lo diseña. Aunque claramente llevar esto a cabo requiere mucha fuerza física y esfuerzo, también hay una inesperada paz en ver el proceso, como si fuera una forma de meditación. ¿Qué les pareció este vídeo?