Para demostrar lo fácil que es robar un código pin estos días, Mark Rober fue a un supermercado local y, simplemente lo hizo: robó un código. 


Uploading...

Quizá se lo hayan perdido en el vídeo pero, si miran de cerca, puede verse a Mark colocando el teléfono sobre el teclado de la máquina para tarjetas de crédito. 

Uploading...

Puede parecer algo totalmente inocente, pero lo que está haciendo en realidad es usar un detector de infrarrojos que puede colocarse por detrás del teléfono y que se ve como una simple funda. 

Uploading...

Esta máquina es capaz de leer rayos infrarrojos, lo que, básicamente, significa que te permite ver la temperatura de las cosas. Cuando tocamos cualquier objeto, dejamos algo de nuestro calor corporal sobre su superficie. Y esto se aplica también cuando introducimos nuestros códigos pin o contraseñas mediante un teclado de goma.  

Uploading...

Si miran la foto anterior, podrán ver que el último número marcado fue el 5, ya que el rojo indica que es el más caliente. Siguiendo este patrón, asumiríamos que la persona marcó 1-2-3-4-5 por ese orden.  
Publicidad
Afortunadamente, el metal no transfiere el calor tan fácil o uniformemente, por lo que la máquina de infrarrojos no funciona en teclados metálicos. Los cajeros automáticos, por ejemplo, usan este tipo de teclados. 

Uploading...

Pero, ya que no en todas las tiendas usan teclados de metal, existen otras maneras de prevenir el robo de nuestros números pin. Simplemente, coloquen dos dedos sobre el teclado mientras teclean sus números. Esto impedirá que el infrarrojo sea tan coherente. 

Uploading...

Uploading...

Apenas toma 2 segundos más poner los dedos sobre el teclado para prevenir el robo de un código pin. Definitivamente, ¡nosotros pondremos este pequeño truco en práctica la próxima vez que usemos la tarjeta! 

Aunque el vídeo esté en inglés, ¡no duden en echarle un vistazo y en compartirlo con sus amigos si les pareció un mensaje tan importante como a nosotros!