Mis padres tenían una vieja caravana cuando yo era niño y de la que guardo muchísimos preciados recuerdos: la emoción de ir de viaje, la sensación de estar en una aventura... Desafortunadamente, ahora que soy mayor, no tengo dónde guardar una enorme caravana. Ésta es la razón de que esta pequeña caravana me resultase tan emocionante. Vean qué ocurre cuando tira del mango..., ¡es una locura!

Publicidad
Se llama Gidget Retro Camper, y fue creada por un productor australiano. La caravana incluye un set de televisión, un fregadero, refrigerador y, en algunos modelos, ducha de agua caliente. Obtiene la energía que requiere para su pleno funcionamiento sólo a través de paneles solares, así que también es perfecta para la gente que prefiere un estilo de vida más ecológico y menos contaminante.

Presten especial atención a la parte del vídeo en que la mujer revela la parte trasera de la caravana. La carcasa extraíble de la parte trasera también puede utilizarse como toldo, para que aquel al que le toque cocinar pueda protegerse del sol o de la lluvia. Si estuvieran acampando en alguna región con mucho viento, la Gidget también incluye un parabrisas accesorio capaz de proteger cualquier cosa que quieran cocinar en el hornillo trasero.

Lo mejor de todo es que no llevará a nadie a la bancarrota. Mientras que el precio medio de las caravanas normales ronda los $100.000 dólares, la Gidget sólo asciende a los $15.000.