Cuando llegó el momento de pensar algo de forma realmente diferente, un estudiante suizo decidió reiventar la silla de ruedas. 


En 2013, se le asignó al estudiante de ingeniería mecánica Bernhard "Beni" Winter, del Swiss Federal Institute of Technology in Zurich (ETH Zürich), la tarea de poner en práctica el conocimiento que había adquirido de una manera útil. Se trata de una tarea que todos los estudiantes de ingeniería mecánica del ETH Zürich deben llevar a cabo en su último año de carrera. En el caso de Winter, pretendía utilizar dicho "proyecto de enfoque", que es cómo se refieren al mismo en la universidad, para desarrollar un robot que pudiera subir escaleras.
Publicidad
El resultado sería todo menos un robot ordinario. 

Junto a su equipo de siete ingenieros mecánicos y uno eléctrico a su lado, hicieron nacer el concepto de la Scalevo. Mucho más que un simple robot capaz de subir escaleras, la Scalevo sería algo mucho más práctico en el mundo actual. Sería una silla de ruedas capaz de subir escaleras. De acuerdo con la página web de la Scalevo, fue en el verano de 2014 cuando el equipo se puso a determinar el modo en que conseguirían realizar dicho objetivo. 

Finalmente, el equipo se decidió por un set de ruedas similares a las que usan los tanques de combate para ayudar a la silla de ruedas a subir las escaleras. Mediante la inclusión de hidráulicas en el diseño, la Scalevo mantiene dinámicamente a su usuario en su lugar al mismo tiempo que sube los escalones con facilidad. Se trata, desde luego, de un concepto fascinante, y Winter y su equipo no podían esperar a mostrar de lo que era capaz su silla de ruedas en frente del edificio principal del ETH Zürich. 

El vídeo abajo, que fue publicado en el canal de YouTube de la Scalevo el 27 de mayo de 2015, muestra a la máquina en acción. Sólo dándole a un botón, las ruedas tipo tanque surgen de la silla de ruedas, por otro lado totalmente funcional, transformándola en una especie de máquina trepadora de escaleras. 

Las regulaciones de la Americans With Disabilities Act ("Acto de los Americanos con Discapacidades"- ADA) han hecho obligatorio que los edificios de construcción reciente sean "totalmente accesibles y utilizables por individuos con discapacidades" pero, en el caso de partes más antiguas de los Estados Unidos (y, desde luego, de muchos lugares del mundo) muchos de los edificios ya existentes no cumplirán con dichas normativas. La Scalevo, por lo que parece, es capaz de neutralizar las deficiencias en las infraestructuras sólo pulsando un botón. 

Una de las preocupaciones principales del equipo Scalevo (que actualmente se compone de 10 individuos) era aumentar la velocidad de subida de la silla de ruedas. De acuerdo con su página de preguntas frecuentes, ya han mejorado la velocidad de la máquina a un escalón por segundo, que es cuatro veces más rápido de lo que se la ve subirlos en el vídeo abajo. El vídeo sólo muestra a la Scalevo ascendiendo por una escalera, por lo que una de las preguntas que se les hace más frecuentemente es si la Scalevo puede, así mismo, bajar las escaleras. ¿La respuesta? Sí que puede. 

Aquéllos interesados en hacerse con una Scalevo probablemente tengan que esperar un poco, no obstante. La página web afirma que para que este prototipo llegue al mercado "tendrían que simplificar el sistema para hacerlo más robusto, seguro y fácil de fabricar". 

Esto no significa que no estará disponible algún día. Los miembros biónicos y las tecnologías capaces de generar exoesqueletos son cada vez más y más comunes en el mundo que nos rodea. Winter y su equipo de pensadores y productores de la Scalevo han reinventado la silla de ruedas, y ése es el tipo de pensamiento abierto que puede llegar a ayudar algún día a todo el mundo a vivir una vida absolutamente plena.