Kinny Redmon (en la foto) de Champaign, Illinois fue arrestada tras un incomprensible incidente en el cual mató al cachorro de su ex-novio metiéndolo en un horno a 150 grados celsius. Supuestamente, el crimen fue instigado por un altercado que tuvo con el hombre, con el que solía salir hace 6 meses. Sería la última vez que vería a su cachorro vivo. 
Publicidad
El hombre se fue a trabajar por la mañana, dejando a su cachorro acurrucado en su cajón. No había respondido a tres llamadas telefónicas aquella mañana pero, ya que Redmon no tenía un teléfono móvil, él no podía saber de quién eran las llamadas. El expediente del caso afirma que ella solía llamarle a menudo a través de teléfonos públicos. Durante la última llamada, decidió dejarle un mensaje que él nunca podrá olvidar. 

El detective de la policía Dave Smysor informa que el mensaje de Redmon decía, "Ahora ve a sacar a tu perrito del horno, (palabrota)", tras lo cual colgó inmediatamente. Actualmente, Redmon se enfrenta a dos acusaciones por delito grave. Una por tortura animal, y la otra por tortura agravada animal. La fianza asciende a $250.000 dólares y será oída en el juzgado el 11 de junio. 

Lo que hizo Redmon me llenó de ira. Simplemente, soy incapaz de entender qué puede tener alguien en la cabeza para hacer algo tan malvado a un animal inocente. ¿Cuál creen que debería ser su castigo? Cuéntennos abajo, en los comentarios, y compartan la historia si creen que se merece que la justicia caiga sobre ella. 


Uploading...