La bloguera de moda directora de marketing  Christina Topacio tiene un importante mensaje para todos aquellos que alguna vez hayan sido víctimas de abuso, de que les avergonzaran por estar gordos, o de comentarios sexistas: "ACABEMOS.CON.ELLO". Esta llamada al empoderamiento surgió de una serie de aborrecibles mensajes de texto que Christina recibió de un hombre que apenas conocía. Cuando compartió los mensajes con sus seguidores en Twitter, fue la perfecta respuesta de Christina lo que hizo que el mundo hirviera de indignación. 
Publicidad
La noche empezó como cualquier otra, con Christina esperando con ansia la llegada de su compañera de piso con su cena para llevar de Chipotle. Fue entonces cuando un hombre con el que Christina sólo había tenido un par de pequeños intercambios a través de una web de citas, la contactó desde la nada. Por una razón que se desconoce (él aún tiene que disculparse), el egocéntrico sexista decidió regalarle su opinión sobre ella, y no se podrán creer lo que tenía que decirle. (Advertencia: parte de este lenguaje puede no ser apropiado para lectores jóvenes). 

Él la informó de que "consideraría seriamente salir con ella" si cambiaba unas cuantas cosas. Ahora, esa afirmación por si sola ya es, por no llamarla de otra manera, una declaración realmente ególatra, pero es lo que dijo después lo que me hizo hervir por dentro. "Me mata jodid*mente decirte esto... Y no es nada que ya no sepas", continuó, "Jod*r, necesitas perder peso. Me mata". 

Esperen, ¿en serio? 

Habían pasado seis meses desde la última vez que Christina había tenido contacto con este hombre, pero ella no dejó que este golpe bajo la afectara. De hecho, le hizo callar de la mejor manera posible; dejando claro que sus palabras y opiniones no podían hacer nada para menguar su autoestima. Como ella misma dice, "Soy bella, soy fuerte, soy poderosa, soy 100% yo misma". 

Nunca se han dicho palabras más verdaderas, Christina. Abajo podrán leer los mensajes y ser testigos de todo este inexplicable intercambio. Ésta es la traducción de los primeros mensajes, que Christina tituló de esta manera cuando lo compartió en Twitter: "Así que esto acaba de suceder. Nunca he conocido a este hombre en persona y, aún así, él se sintió lo bastante cómodo como para compartir esto conmigo".  - Hombre: "Christina..., ¿puedo decirte algo que puede que haga que nunca quieras volver a hablarme pero que quiero decirte de todas maneras?".- Christina: "Hey, claro. Hacía mucho que no hablábamos de todas formas". "¿Vas a decírmelo o qué?".- Hombre: "Perdona... estoy en el trabajo, distrayéndome".- Christina: "Oh, vale"."¿Qué pasa entonces?".- Hombre: "Veo todas tus fotos, las sigo. Constantemente te estoy espiando, jod*r". "... eres tan hermosa. Tu personalidad es tan divertida. Puedo ver que eres ingeniosa. Puedo ver que eres lista. Puedo ver que eres toda diversión y comedia". 


Uploading...

Uploading...
El hombre continuó: "Consideraría seriamente salir contigo. Conocerte. Todo"."Pero, ¿sabes qué? Y me mata decirte esto., jod*r..."."Y no es nada que tu no sepas. Y estoy seguro de que has pensado sobre ello. Sólo te lo estoy diciendo porque espero que provoque un cambio". "Jod*r, tienes que perder peso. Me mata". Me quedé con la boca abierta cuando leí esa última línea. De hecho, vuelvo a quedarme boquiabierto cada vez que la leo. Puede que esto fuera un ataque a su belleza que nadie le había pedido, pero la respuesta de ella no pudo haber sido más genial. 

Podía haber sido vengativa, podía haberse puesto a la defensiva, y tenía todo el derecho a haber hecho ambas cosas. En su lugar, eligió ser mejor persona que él y dejar un ejemplo de cómo todos deberíamos manejar una situación semejante:- Christina: "Haha"."Wow, genial". "Bueno, es tu propia opinión. Gracias por la información". - Hombre: "Vale. Quizás NECESITAR no es la palabra adecuada. Y quizás sea un gilip*llas superficial. Pero, literalmente, ésa es la ÚNICA razón por la que no he intentado que pase algo contigo. Y quizá yo sea un cap*llo vanidoso que cree que sus pensamientos deberían ser importantes, pero sí. Ahí está". - Christina: "Que tengas una buena noche". - Hombre: "Buenas noches". 
Uploading...
Ella dispersó con brillantez sus maliciosas afirmaciones recordándole que sus palabras son sólo eso, "palabras". Aún mejor, entonces ella decidió demostrarle lo que se estaba perdiendo por su ignorancia...
Uploading...
Aunque nos pone malos toparnos con historias en las que las mujeres son el objetivo de afirmaciones sexistas que pretenden avergonzarlas por su peso, la brillante réplica de Christina envía un positivo mensaje a todas las mujeres del mundo. Quiérete a ti mismo, y no dejes que gente llena de envidia y odio te hunda. 

Christina transformó una situación negativa en un vehículo de cambio y nosotros, en el SFG, la amamos por ello. En primer lugar, ¿pueden creerse que un hombre hiciera algo así? Nos encantaría saber lo que piensan ustedes acerca de lo que dijo el hombre y cómo lo manejó Christina. Ayuden a extender esta empoderadora historia si creen que todo el mundo es hermoso, por dentro y por fuera. Abajo podrán ver algunas fotos más de su blog de moda y cuenta de Instagram. 

La última cosa que Christina quería recordarle a la gente es que su "historia no es nueva, esto le pasa a las mujeres CONSTANTEMENTE. Yo sólo estoy contenta de haber tenido la oportunidad de compartir mi experiencia personal esperando que anime a las mujeres a ACABAR.CON.ELLO".