Una madre en Florida se quedó lívida cuando se enteró de que el dentista había agredido físicamente a su hija. La madre empezó a alarmarse desde el momento en que el dentista no le dejó sentarse con su hija mientras le hacía cirugía oral. El dentista aseguraba que era más difícil lidiar con los niños si los padres estaban en la habitación. 
Publicidad
Horas más tarde, la madre escuchó gritos viniendo de la sala de operaciones. Se apresuró a entrar en la sala, sólo para ver cómo el dentista le había sacado a su hija todos los dientes delanteros. Grabando a escondidas desde su teléfono, capturó a su hija gritando de dolor, sin poder intervenir para ayudarla. Más tarde, se vio a la madre agrediendo físicamente al dentista fuera de su oficina. 

Uploading...

El dentista le había sacado a Brielle, de 6 años e hija de Brandy Motley, 6 dientes cuando sólo tenía cita para sacarse uno. Brielle aseguró que también la había ahogado e, incluso, golpeado durante la operación. 

Incluso habiendo involucrado a la policía, no hubo consecuencia legal alguna para el dentista. Así, la madre hizo la única cosa que se le ocurrió: publicar las imágenes de su niña tras la visita al dentista en todos sus medios sociales. La foto se volvió viral y, desde entonces, otros padres han salido a la luz para decir que también sus niños fueron ahogados por el dentista o agredidos físicamente. 

Uploading...

A otra madre, Amanda Barry, le habían recomendado el famoso dentista, ya que su hijo necesitaba que le pusieran una corona en un diente. Durante la visita, le quitó dos de sus dientes "por razones desconocidas". Dominic, que es ciego de un ojo, llamaba a gritos a su mamá mientras el dentista le ahogaba, pero Amanda es sorda.  

Le resulta increíblemente doloroso pensar que su hijo estuviera gritando pidiéndole ayuda y ella fuera completamente impotente. Ahora forman parte de una demanda civil en contra del dentista por asalto y agresión. 

Uploading...

Muchos de los pacientes en Estados Unidos necesitan Medicaid para pagar las operaciones quirúrgicas. Al dentista se le paga normalmente por diente, razón por la cual la práctica de este dentista en concreto resulta no sólo sádica, sino también muy sospechosa. 

¿Qué hubieran hecho ustedes en esta situación? Yo no me puedo creer que este dentista no esté todavía en la cárcel... ¡Cuéntennos su opinión abajo, en los comentarios, o a través de Facebook!