Madeline Stuart tiene 18 años y tiene mucho que contar. Como tantas otras personas con síndrome de down, el peso fue un problema para ella desde pequeña. Sin embargo, con mucha fuerza de voluntad, Maddy perdió peso y ahora es una modelo en ciernes. Esta chica australiana va a dar mucho que hablar. 




La historia de la pérdida de peso de Maddy, que publicó en Facebook y que obtuvo 100000 likes en menos de dos días, es realmente inspiradora. A principios de año, Maddie tenía 20 kilos de sobrepeso. Sin embargo, no fue la necesidad de tener una apariencia más cercana a los estándares de la moda lo que la inspiró, sino algo mucho más inocente. Maddy no podía soportar la idea de no ser capaz de hacer el pino o la voltereta lateral, así que, con la ayuda de su madre y de su profesora de baile, se puso manos a la obra. 

Madeline abandonó por completo la comida basura (excepto alguna golosina cuando va a ver una película al cine), buscó la ayuda de un entrenador personal, empezó a nadar prácticamente todos los días de la semana; practica cricket y es animadora cada dos semanas. Maddy es claramente una persona realmente activa y sociable. De acuerdo con Parker Myles, bloguera y madre de un niño también con síndrome de Down, lo que Maddy disfruta más de toda esta actividad física es poder tener varios círculos de amigos. Además de todo esto, Maddy baila hip hop, forma parte de un club literario y practica teatro con un grupo para necesidades especiales.


De hecho, la energía de Maddy parece absolutamente incombustible. Ha representado a Brisbane tres veces como parte de su equipo de cricket, también ha participado en las Olimpiadas Especiales representando a su estado en natación, baloncesto y gimnasia. La energía, confianza y fuerza de Maddy es absolutamente asombrosa. Como su madre Rosanne siguió contando a Parker Myles, "no es nada insegura, pero también hice mi misión no dejar que nadie fuera crítico con ella. ¡Le digo todos los días lo increíble, divertida, lista, hermosa y maravillosa que es!". Claramente, Maddy se ha ganado el corazón de su madre, pero no es el único corazón que ha robado. 
La historia de Maddy llamó tanto la atención de los medios y tuvo una acogida tan calurosa que, pocos días después de volverse viral, recibió una llamada de la compañía de ropa australiana Living Dead Clothing para que protagonizara su próxima campaña publicitaria. ¡Maddy ya ha logrado parte de su sueño: ser una modelo profesional!

Ready to pounce on my next chance at modelling

A photo posted by Madeline Stuart (@madelinesmodelling_) on


Si Maddy pretendía romper todas las barreras y hacer saber al mundo lo hermosas que pueden ser las personas con síndrome de down, ahora está un poquito más cerca. 


Rosanne, la madre de Maddy, también contó a la bloguera Parker Myles que "ya era hora de que la gente se diera cuenta de que la gente con síndrome de down puede ser bella y sexy y ser admirada. El novio de Maddy desde luego piensa que ella es sexy, y eso a mi me suena fantástico. Si la persona media pudiera ver la belleza que Maddy tiene por dentro, lo cariñosa y amable que es, y si así fuera como la gente mide la belleza, la mayoría de las modelos del mundo tendría síndrome de down. Es realmente una cosa hermosa". 
 

Al SF Globe no podría haberle inspirado más una historia como la de Maddy y supimos al instante que teníamos que compartirla con ustedes. Por favor, comenten a bajo para contarnos qué les ha parecido.