La piel de las naranjas contiene un aceite esencial denominado limonene. En este curioso experimento científico casero se demuestran sus efectos sobre un globo. 


El limonene es un hidrocarburo líquido e incoloro que, al caer sobre el globo, debilita tanto la goma que el globo estalla. El limonene puede ser también altamente inflamable. ¿No podemos volver a comer una naranja? ¡Por supuesto que sí, sin ningún problema! Las naranjas siguen siendo tan deliciosas y saludables como siempre, simplemente, no para los globos. De hecho, el limonene se usa en muchísimos de los productos que usamos todos los días, desde los productos de limpieza orgánicos fabricados con sustancias renovables a cosméticos y medicinas. 
Publicidad
Vean la curiosa reacción del aceite de la naranja sobre el globo. Yo, desde luego, no esperé que ocurriera esto, ¿y ustedes? Cuéntennoslo abajo, en la sección de los comentarios.