Si alguna vez hubo una razón para sonreír, es este vídeo. Los bebés ya son monos de por sí pero, cuando se les caza en vídeo haciendo algo divertido, es difícil evitar que se te desborde el corazón. Éste es uno de esos momentos que es casi demasiado mono para soportarlo, y les aseguro que les alegrará el día. 

Publicidad
Cuando este bebé de siete meses empezó a jugar delante de un espejo después de que le cortaran el pelo, no sabe exactamente qué pensar de la cara que le devuelve el reflejo. De acuerdo con la descripción del vídeo en YouTube, ésta fue la primera vez que el bebé se había visto reflejado tras el corte de pelo y, ¡su reacción lo dice todo! No podía dejar de darle al play porque no me canso de él, ¡cuántas veces habré querido reaccionar así tras salir de la peluquería! Vean el vídeo abajo, pero prepárense para derretirse. ¡No se olviden de compartir con nosotros lo que pensaron en la sección de comentarios!