Esta modelo venezolana se llama Aleira Avendaño, tiene 25 años y dice haberse sometido a este proceso para poder parecerse a Kim Kardashian. Para conseguir la figura de sus sueños, Aleira no sólo hace dieta, ejercicio diario y se ha operado la nariz, la boca, los glúteos y varias veces los senos, sino que también ha llevado puesto un corsé 23 horas al día durante seis años de su vida. Ahora, ¡la cintura le mide 52 centímetros! 

Publicidad
Aunque ella asegura que no siente ningún dolor y que prácticamente se siente desnuda sin su corsé, al que llama su segunda piel, sus médicos no dejan de insistirle en que tiene que dejar de usarlo debido a las consecuencias médicas que puede llegar a tener. Aunque no se especifican cuáles son esas consecuencias, ¡tiene que ser que no le queda espacio dentro para sus órganos vitales! Evidentemente, cada uno puede hacer con su cuerpo lo que quiera, pero cuando se trata de mantener la salud, quizá la estética no sea tan importante. 

¿Qué creen ustedes? ¿Les parece que se pasó de la raya?