Los perros callejeros de este vídeo sacaron toda su fuerza, intentando atacar a un gato callejero. Pero cuando se acercan, el gato contraataca. Las dos personas que están grabando el vídeo simplemente se ríen y, aunque hubiera sido agradable verles intervenir, se entiende que no lo hicieran, ya que los animales callejeros muchas veces son portadores de todo tipo de enfermedades.