Todos tenemos al menos un par de vaqueros que creemos que quizá volveremos a ponernos algún día, pero que nunca lo hacemos. Aunque tengamos buenas intenciones, los días se convierten en semanas, las semanas en meses y los meses en años. Mientras tanto, esos vaqueros permanecen al fondo del armario, tristes y sin usar. Este vídeo muestra cómo encontrarle un nuevo uso a esos vaqueros que hemos descartado. 

Publicidad
Para convertir unos viejos vaqueros en unas geniales bolsas con diferentes usos, sólo necesitan unas tijeras, hilo y aguja y, quizá, algún adorno. ¿Para qué las usarías? Quizá podrían llenarlas de sus jabones favoritos y usarlas como regalo. También podrían organizar en ellas sus materiales para las manualidades o, incluso, usarlas para guardar las llaves. Sobre todo, es una gran idea para limpiar y organizar nuestros atestados armarios.