Cuando fue a tocar este tiburón, pensé que era una mala idea. Lo que no imaginé es que pasaría esto. Cuando un animal como éste aparece en la playa, ya está prácticamente perdido. Este tiburón es un ejemplo. Es una madre tiburón, y sólo quería dar a sus bebés a luz. 

Publicidad
Este hombre se dio cuenta del movimiento en su tripa, así que acudió al rescate. No pudo haberla salvado, pero los bebés tiburones de su interior todavía tenían una oportunidad, así que tuvo que abrirla para dejarles salir.