Laura, de 13 años, simplemente dominó en la primera temporada de The Voice Kids Germany. Decidió cantar "I will always love you", de Whitney Houston y se los llevó de calle. Una vez que acabó, dos de los jueces sintieron que pulsar el botón sólo una vez no había sido suficientes, así que siguieron pulsándolo como locos mientras sonaban las últimas notas de la canción. Entonces, uno de los jueces, Henning Wehland, la invitó a sentarse en el sitio del juez Tim Bendzko mientras ellos le daban su veredicto. Le dijo que se suponía que esa canción era "incantable", pero que ella había hecho un trabajo fantástico. 

Publicidad
Todos los jueces estaban peleándose por su atención, pero Laura finalmente pensó que las chicas deben apostar unas por otras, quedándose con Lena Meyer-Landrut como su entrenadora. Aunque acabó siendo derrotada durante las batallas y a pesar de la decepción por no haber ganado, es muy difícil negar que esta chica no está llena de talento hasta arriba. Echen un vistazo al vídeo para ver qué piensan por ustedes mismos.