Es difícil saber si, como padre, estás haciendo lo correcto. Esperas estar enseñándole a tu hijo la diferencia entre el bien y el mal y, cuando inevitablemente se equivocan alguna vez, sólo esperas poder manejar la situación apropiadamente. No hay caminos fáciles a seguir, y lo que funciona para un niño puede no funcionar para otro. Éste es un padre cuya estrategia de no permitir tontería ninguna ha hecho hablar a mucha gente. 

Publicidad
Cuando Timothy Robenhorst se enteró de que su hijo Kayden había estado abusando de un compañero de clase, intervino inmediatamente. El castigo de Kayden no iba a ser leve. Además de hacerle disculparse públicamente con su víctima, debe despertarse cada mañana a las 4:30 para realizar una agotadora tanda de ejercicios. Después de esto, también debe ayudar a su padre con el paisajismo de sus casas. 

Pero su castigo no sería únicamente físico. El padre de Kayden sabe que abusar de otros tiene un efecto emocional y psicológico, por lo que también lo tendrá el castigo. Obligó a Kayden a posar para esta foto, y a cambiar tanto su foto de perfil como su foto de portada en Facebook. 


El texto que ven en la imagen dice lo siguiente: "Mi nombre es Kayden Robenhorst. Soy culpable de ser un abusón en la Escuela Media Puiaski. Mi castigo es el siguiente: 1) 50 flexiones con los puños, 2) 50 flexiones inclinadas, 3) correr durante 1 milla (todo a las 4:30 de la mañana), 4) estaré haciendo paisajismo en las dos casas de mi padre y 5) me disculparé con el chico del que abusé en la escuela delante de toda la clase hoy, 3-18-15. Nos defendemos a nosotros mismos y a nuestras creencias pero, ¡no abusamos ni nos aprovechamos de nadie!". Junto con la foto, también publicó el siguiente mensaje:

Esto es lo que ocurre cuando papá descubre que has estado siendo un abusón en la escuela. Mi única regla es que no empiezas ninguna pelea ni le tocas un pelo a nadie a no ser que éste te ponga antes las manos encima. No duden en decirle a Kayden lo mal que está ser un abusón o en compartir historias con él para ayudarle a comprender los efectos de estas acciones sobre las víctimas. NO ATAQUEN A MI HIJO, SE SUPONE QUE ESTO ES UNA ACCIÓN NO NEGATIVA. *******¡POR FAVOR, TAMBIÉN SIÉNTANSE LIBRES PARA COMPARTIR ESTO Y ASÍ AYUDAR A PONERLE FIN A ESTA SITUACIÓN EN OTROS LUGARES! ¡GRACIAS!

¿Qué les pareció este castigo? ¿Es justo o está yendo demasiado lejos? 
Cuéntennos en la sección de comentarios.