Aunque parezca casi una escena de película, este truco casero realmente proviene de Asia, y les ha funcionado a las mujeres de este continente durante siglos. Evidentemente, la piel de porcelana de la que presumen la mayoría de mujeres asiáticas no depende únicamente de tratamientos externos de belleza, ya sean carísimas cremas o tratamientos caseros de tipo DIY. El secreto de una piel sana y reluciente no reside únicamente en la aplicación de estos, sino que también tiene que ver con el tipo de alimentación, el ejercicio, la suerte que uno tenga genéticamente hablando, la exposición al sol... 

Publicidad
No obstante, tal y como explican en Mujer Holística, ésa no es razón para rechazar saber un poco más acerca de los secretos detrás de una piel de porcelana de una apariencia tan perfecta como la de las mujeres asiáticas. Si uno de los secretos se puede conseguir a partir de un tratamiento casero de belleza, mucho mejor, ya que es accesible para muchas más personas. 

En este caso, el secreto que nos revela la famosa YouTuber Lizy P, experta entre otras muchas cosas en remedios de belleza caseros y naturales, en este vídeo es una mascarilla casera de agua de arroz, que sirve específicamente para eliminar las manchas y cerrar esos molestos poros. Lo mejor de este tratamiento casero de belleza natural no es sólo lo económico que es - sólo se necesita arroz, agua y una servilleta de papel, sino también lo fácil y rápido que es de preparar y sus increíbles efectos sonre la piel. Tanto Mujer Holística como Mejor con Salud insisten en que es mejor no guardar el agua de arroz durante más de una semana. 

Mujer Holística también matiza añadiendo que el arroz, gracias a su alto contenido en minerales, oligoelementos y vitaminas - especialmente el inositol, del grupo de la vitamina B, potencia la respiración celular, retrasa el envejecimiento de la piel y mejora la circulación sanguínea. Si, en lugar de como mascarilla se utiliza como tónico, el agua de arroz elimina el exceso de sebo, ayuda a eliminar los brillos -especialmente en la zona T, reduce el acné y trata la rosácea, siendo un gran tratamiento natural contra los granos. En su uso como tónico, Lizy P también explicó en uno de los comentarios que "se aplica como un tónico normal, con la cara limpia. Después puedes seguir con tu rutina normal de belleza, es decir, aplicar crema hidratante y maquillaje", matizando que es mejor realizar este tratamiento casero de belleza con agua tibia.