Hace dos años, la fotógrafa rumana Mihaela Noroc decidió dejar su trabajo y dedicarse a viajar alrededor del mundo con sus ahorros. Se embarcó en un viaje cámara en mano y fotografió a cientos de mujeres durante el curso de otros dos años en un intento por captar la esencia de la belleza. Compiló las fotografías en una serie que llamó "The Atlas of Beauty" ("El Atlas de la Belleza").

Publicidad
Abajo está Noroc mostrando una tarjeta de negocios que dice, "The Atlas of Beauty: La belleza es diversidad y yo viajo alrededor del mundo para encontrarla".
Uploading...
Noroc explica que viajar alrededor del mundo a través de 37 países diferentes la condujo a todo tipo de ambientes diversos, incluyendo duros barrios colombianos, el interior de una mezquita iraní, el mayor templo budista en Myammar, y las calles de Harlem, Nueva York. 

Noroc se centró en fotografiar a personas que parecían ser muy naturales, al mismo tiempo que parecían representar fuertemente la cultura de la que provenían. Dice, "Las modas globales nos hacen vernos y comportarnos del mismo modo, pero si somos hermosas es porque somos diferentes. Al final, la belleza está en los ojos del que mira, y el que mira es siempre alguien más". Explica que cuando fotografía a una mujer, siempre intenta hacer que esa mujer se sienta especial y orgullosa de su identidad única. 
Noroc sólo fotografió a mujeres jóvenes porque quería crear la comparación más fuerte posible y, para ello, creyó que tenía que usar condiciones similares en cada foto. La yuxtaposición entre fotografías es mucho más fuerte sabiendo que la edad tiene un papel mínimo a la hora de diferenciar las fotos. Noroc explica que le encantaría trabajar con grupos de otras edades pero, para ello, tiene que asegurarse de que tiene el dinero y el tiempo para hacerlo apropiadamente antes de embarcarse en ese proyecto. Incluso añade, "Creo que la belleza no tiene que ver con la edad. Es más acerca de ser natural y sincera".  
El objetivo de Noroc es continuar añadiendo fotos al Atlas de la Belleza, de modo que sirva como ventana a la diversidad humana y como inspiración para que la gente busque valor y autenticidad. 
Noroc anima a cada individuo a cultivar su propia belleza, afirmando que "el original es mejor que la copia". 

Abajo aparece Noroc fotografiando a una mujer en las calles de Cuba. Quiere embarcarse en su próximo viaje alrededor del globo en junio de 2015 pero, por ahora, esa aventura no es más que un sueño. Está reuniendo fondos para que ese sueño se convierta en realidad. 
Le preguntamos a Noroc cuál era la lección más importante que aprendió a partir de sus experiencias y dijo, "Aprendí que no hay modo alguno de gustar a todo el mundo, así que tienes que seguir tu camino y compartir tu tiempo con gente que te entiende". 

Para más información acerca de Noroc y su Atlas de la Belleza, o para seguir sus progresos en sus próximos proyectos, pueden encontrarla en Facebook e Instagram. 

¿Qué les pareció el Atlas de la Belleza? ¿Qué creen acerca de la filosofía de la belleza de Noroc? Cuéntennoslo abajo, en los comentarios.