En su vídeo acerca de los efectos de la música sobre los ancianos afectados por el Alzheimer, el doctor Pepe Olmedo, del proyecto médico y psicológico "Música para despertar", hace notar que "entre las últimas áreas en desaparecer en el cerebro herido por el Alzheimer están las encargadas de la memoria musical y la capacidad de sentir emociones". Tal y como explica un artículo del 23 de junio en El País, todavía no se tiene muy claro por qué la memorial musical escapa a los devastadores efectos del Alzheimer, pero lo que sí está claro es que sus efectos son realmente positivos, tal y como puede verse entre los pacientes de esta residencia de ancianos. 

Publicidad
Lo que este proyecto dirigido y realizado por el psicólogo Pepe Olmedo, Música para "Despertar", ha descubierto es que, a pesar de su enfermedad, la música devuelve momentáneamente la confianza en sí mismos a estos pacientes de Alzheimer. El proyecto cuenta con el apoyo de El Corte Inglés y "Lares Andalucía", la Asociación Andaluza de Residencias y Servicios de Atención a los Mayoresn -sector solidario-, y se realizó entre los ancianos de la residencia "Cáxar de la Vega" (Cájar, Granada, España), que también apoya el proyecto y en la que, por un momento, sus pacientes recuperaron profundas emociones que hacía tiempo que no sentían y recuperaron cierta autonomía, esto es, la música les permitió volver a sentirse personas. Por ponerlo en las mismas palabras de los responsables del proyecto en la descripción de YouTube, que publicaron en febrero de 2014, "Los efectos hacen 'despertar' a la persona momentáneamente, parece que por instantes vuelve el movimiento coordinado, vuelven emociones intensas, vuelven recuerdos de toda una vida, y lo más importante, vuelve el sentimiento de autonomía, se sienten importantes, protagonistas y únicos, y disfrutan de ese momento, su momento, aunque ya su vida tenga una dirección fija y dificil, el camino será lo más arropante y amoroso que se pueda, hasta el último de los suspiros".

Esto es, hacer escuchar música a estos acnianos mostró mejoras en la forma en que socializan, en su capacidad para recordar y en su estado tanto emocional como físico. Por si eso fuera poco, los resultados fueron también muy positivos tanto entre sus familiares como en los trabajadores del centro. Además, añaden que esto supone una gran alternativa a tratamientos que dependen de fármacos y que no presenta efectos secundarios, así como no requiere de la utilización de cinturones o correas como otros tratamientos. Por si estas ventajas no fueran realmente prometedoras, resulta verdaderamente emotivo y esperanzador ver cómo se desenvuelve el proyecto. 

En su página de Facebook explican el modo en que adaptan el proyecto a cada participante de la residencia de ancianos. Después de explicarle el proyecto a los familiares del anciano afectado, llevan a cabo una entrevista para averiguar qué tipo de música había formado parte del paciente. Así mismo, describen cómo están intentando extender el proyecto a otras partes de mundo.