Es la primera vez que hemos sabido de alguien que mezclara leche y vinagre, y reconocemos que suena asqueroso, pero el resultado es una de las cosas más increíbles e inesperadas que hemos visto jamás. ¡Resulta que es la manera de hacer plástico en casa! Bueno, no es exactamente "plástico", pero el resultado es una sustancia de lo más similar, y que no es en absoluto tóxica, por lo que es ideal para que los niños jueguen con ella. Es un experimento ideal para poner a los más pequeños en contacto con la ciencia y que, de paso, desarrollen su creatividad. 

Publicidad
Vean el experimento en el vídeo abajo y cuéntennos qué les pareció, ¿lo intentarán hacer en casa? ¿Habían oído hablar de este curioso experimento o conocen alguno igual de interesante? No duden en contárselo al SF Globe abajo, en la sección de los comentarios.