Aunque para muchas de las personas en el hemisferio norte el verano y sus muchas posibilidades de actividades en el exterior es ahora sólo un recuerdo, para el hemisferio sur es algo que está a punto de llegar. Muchas personas estarán probablemente planeando sus vacaciones de verano y pensando en posibles actividades para los niños. En la mayoría de países del mundo existen diversas posibilidades para mantener a los niños ocupados durante el verano, desde campamentos para aprender idiomas o deportes de grupo, así como una de las actividades más obvias dado el calor estival: las piscinas y sus lecciones de natación, y esto por no hablar de los parques acuáticos, donde de hecho, se está celebrando anualmente "La lección de Natación más grande del mundo" en diversos países, tal y como explican en la Water Parks Association

Publicidad
Muchos padres prefieren mantener a sus hijos ocupados durante el verano o las vacaciones para poder disfrutar de algo de tiempo a solas. Sin embargo, para aquellos padres que prefieren mantener a sus hijos cerca existe una alternativa vacacional que, al mismo tiempo, les permitiría pasar algo de tiempo sin los niños y disfrutar ellos mismos de actividades veraniegas. Esta alternativa son los barcos cruceros, y un gran ejemplo son los australianos Carnival Cruises.  Estos cruceros ofrecen una gran variedad de actividades tanto para niños como para adultos. 

Aunque, tal y como advierten en Vacation Kids, llevar a un bebé a unas vacaciones en un crucero puede llegar a suponer todo un reto debido a la logística y a las atenciones que requiere un bebé, un crucero puede ser un lugar de lo más adecuado para los niños un poco más mayores. Dependiendo de la edad, es posible acceder a diversas y diferentes actividades, así como se ofrecen posibilidades de entretenimiento que suponen diversión para toda la familia. En el caso de las actividades infantiles, los Carnival Cruises ofrecen desde varios campamentos para niños como el Camp Carnival o el Camp Ocean a un taller de manualidades o un taller de marionetas. Las actividades exclusivamente para adultos incluyen desde fiestas con Djs a shows cómicos y relajantes retiros, así como un spa, un bingo y todo tipo de bares. 

No obstante, una de las actividades más populares tanto entre niños como adultos son las piscinas que pueden encontrarse a bordo y, especialmente, sus parques acuáticos, con la atracción especial del espectacular tobogán de agua Green Thunder. El usuario de YouTube Jim Zimmerlin publicó este vídeo en 2012, explicando en la descripción como, después de ver las caras de los bañistas que se atrevían a probarlo por primera vez en uno de los viajes en el Carnival Spirit en la Riviera Mexicana, decidió grabar algunas de las reacciones. Al contrario que en la mayoría de los toboganes de agua que es posible encontrar en casi todos los parques acuáticos, en el Green Thunder uno no se recuesta sobre el tobogán, sino que en éste hay que permanecer de pie. Entonces, el suelo se abre bajo tus pies y caes por el tobogán, que comienza con una larga caída vertical. Desde luego, no es una atracción acuática apta para cardíacos o para aquellas personas que sufren de vértigo. 

La caída vertical del Green Thunder es, de acuerdo con Carnival Spirit, de más de 10 metros y, según Zimmerlin, "¡son los dos segundos más terroríficos de tu vida!". Al parecer, la caída puede llegar a adquirir una velocidad de más de 40 kilómetros por hora. Zimmerlin también hace notar como, en el momento de su instalación en el Carnival Spirit en 2012, el Green Thunder era único en su género. Debido a su éxito, no obstante, la compañía decidió añadir uno a otro de sus cruceros, el Carnival Legend. Otras compañías de cruceros, como la Norwegian Cruise Line, han tomado nota del éxito de toboganes acuáticos en los barcos cruceros, y han añadido uno a sus barcos Norwegian Breakaway y Norwegian Getaway. 

En cualquier caso, parece que la emoción de los toboganes de agua no es ya únicamente exclusiva de los parques acuáticos. A pesar de las ofertas que ofrecen la mayoría de las compañías, no todo el mundo puede permitirse unas vacaciones en un crucero. Para aquellos afortunados, es una de las atracciones que, definitivamente no se pueden perder este verano.