Parece mentira que se puedan lograr unos efectos tan geniales usando sólo un par de cosas que todos tenemos en casa. 


Aprendan cómo hacer un medidor de PH casero con las hojas de col y el alcohol. ¡Los efectos que se logran son increíblemente coloridos y fascinantes! No podría ser un experimento casero mejor para lograr que los niños se interesen por la ciencia, por ejemplo. 
Publicidad
Si quieren una explicación más detallada de por qué sucede esto, no duden en visitar la web de Experimentos Caseros que les dejamos más abajo. Y a nosotros, en el SF Globe, ¿nos cuentan qué les pareció este experimento abajo, en los comentarios?