Al principio, los hombres del vídeo no caben en sí de gozo cuando una bella mujer les compra una cerveza en un bar. Naturalmente, piensan que está interesada, pero lo que ella hace entonces le da la vuelta por completo a la situación. Cuando el que parece un hombre mucho más atractivo se sienta en la mesa de al lado, ella le dice a la camarera que le quite la cerveza al primer hombre y se la dé al nuevo tipo. Lo que ocurre después hace que la mujer vuelva a cambiar de opinión y quiera darle la cerveza de nuevo al hombre del principio. 

Publicidad
Toda la situación es una trampa, claro, y el único que no está al tanto es el primer hombre al que le compran la cerveza. La mujer, la camarera y el hombre más atractivo que aparece a la mitad de la broma son actores. Lo más gracioso de toda la broma son las reacciones de los hombres cuando se dan cuenta de que les están usando. ¿Qué hubieran hecho ustedes en esta situación?

En mi opinión, el hombre que tiró la cerveza hizo lo correcto. ¡Afortunadamente, era todo una broma y rápidamente se da cuenta de que era sólo para echarse unas risas!