El equipo de Just For Laughs Gags, unos cómicos originarios de Quebec (Canada), decidió hacer una broma de lo más elaborado y que podrán ver en el vídeo abajo. Dos de ellos pretenden ser una pareja de policías que para a la gente que pasa conduciendo y, entonces, un elefante pintado de rosa con lunares amarillos cruza la calle pasando por detrás del policía. Las reacciones de la gente no tienen precio, y puede verse claramente que la mayoría de las víctimas de la broma se creen que se están volviendo locos. 

Publicidad
De acuerdo con IMDb, Just For Laughs Gags produce vídeos muy cortos que no contienen ningún diálogo. Se centran sobre todo en la ciudad de Quebec y sus habitantes, que suelen ser las víctimas de las bromas del programa, y podrían ser considerados una versión moderna del programa "La cámara oculta". Sólo estuvieron en el aire desde 2001 a 2002.

Aunque la broma sea entretenida, saca a relucir un tema bastante espinoso: el uso de animales para el entretenimiento. A pesar de que es imposible determinar si el elefante estaba molesto porque le hubieran pintado, es fácil suponer que lo más probable es que este amable gigante no estuviera muy contento de tener su ya muy seca piel cubierta con una capa de pintura aún más seca y llena de grietas. Los elefantes poseen el mayor cerebro de todos los mamíferos terrestres, así que son criaturas extremadamente inteligentes. Esto fue lo que nos hizo preguntarnos si estas inteligentes criaturas pueden sentirse menospreciadas cuando las fuerzan a ser objeto de entretenimiento. PETA asegura que los elefantes que son mantenidos en cautividad para entretener a la gente carecen de la capacidad para hacer "todo lo que es natural o importante para ellos". No pueden pastar libremente, caminar en espacios abiertos o interactuar y formar lazos con otros elefantes. La mayoría de ellos han sido separados de sus familias cuando eran bebés y, en tanto que son criaturas muy sociales, se puede asumir con seguridad que esto tiene el mismo efecto emocional en los elefantes que tendría en un bebé humano al ser separado de su familia. 

Puede que esta broma fuera divertida pero, ¿a qué precio? Aquí, en el SF Globe, pensamos que es importante hablar de los aspectos negativos del uso de animales en la industria del entretenimiento. ¿Qué piensan ustedes de los animales que son sacados de su habitat natural y puestos en cautividad para servirnos de entretenimiento a los humanos? ¿Creen que es una práctica que debe llegar a su fin? Hágannoslo saber abajo, en la sección de los comentarios.