Cuando este granjero conduce en este terreno, todo parece en orden. No falta ningún animal y la hierba está tan verde como podría estarlo. Pero, una vez que desaparece de la vista, las cosas se ponen un poco extrañas. Este poni actúa de un modo en el que nunca había visto actuar a ningún otro poni. 

Publicidad
Vean el vídeo abajo para ver qué ocurre cuando no hay moros en la costa. Hágannos saber qué pensaron de este vídeo y asegúrense de compartirlo con sus amigos si creen que les hará sonreír.