¿Alguna vez sintieron que se acababa el mundo porque, por ejemplo, cancelaron su serie favorita o se pelearon con su pareja? Cada pequeño problema que tenemos nos parece de una importancia enorme. Si pensásemos en todas las cosas malas que ocurren al día, cada minuto, cada segundo de la Tierra, quizá nos daríamos cuenta de que hay que pensar las cosas proporcionalmente. Pero, ¿qué ocurre cuando podemos ver las cosas en su verdadera proporción? 

Publicidad
Hoy día, la ciencia nos ha permitido no sólo situarnos en el universo, sino también el tamaño de nuestro hogar, la Tierra - el único que jamás tendremos, en comparación con el universo. Debido a nuestras limitaciones técnicas, los astrónomos sólo han podido observar parte del universo. Pensar que sólo una pequeña parte del universo es observable nos da una idea de lo diminuta que es nuestra existencia en comparación con lo que está ahí fuera. Es tan impresionante que cuesta describirlo con palabras.

En SFG estamos abrumados por lo que hemos visto en estas imágenes y no podíamos esperar a mostrárselo a todos ustedes. ¿Eran conscientes de esto? No olviden contarnos lo que pensaron en la sección de comentarios. 



1. Aquí es donde vivimos. La Tierra que, vista así, es enorme y majestuosa.


2. Y éste es el barrio en el que vivimos, el sistema solar. Esa cosa chiquitita de la tercera fila somos nosotros.


Uploading...

3. Aquí está la distancia a escala entre la Tierra y la Luna, vistas desde Júpiter. No parece demasiado, ¿verdad? 



4. Pensémoslo de nuevo, porque en esos 3 centímetros de separación entre la Tierra y la Luna en la imagen anterior, cabrían todos los planetas del sistema solar. La distancia real entre ambas es de 402.000 kilómetros.


Uploading...

5. Hablando de cosas inmensas, así es cómo se vería Norteamérica en comparación con el gigante Júpiter.


6. Así es como se vería la Tierra (vale, en realidad 6 Tierras) en comparación con Saturno.


Uploading...

7. Sólo para comprender mejor el tamaño, así es como se verían los anillos de Saturno si estuvieran en la Tierra.


Uploading...

8. Pero no solo el tamaño de los otros planetas es apabullante. Los cometas también dan bastante miedo. La nave Rosetta acaba de ponerse en órbita alrededor de uno de estos gigantes, el 67P/Churyumov-Gerasimenko. Sólo para que se imaginen, así es como se vería éste en comparación con la ciudad de Los Ángeles (una ciudad que tiene 100 kilómetros de diámetro).


Uploading...

9. Pero, comparados con el Sol, la cosa se pone peor. No somos más que una motita de polvo.


10. Así es como nos vemos desde la Luna.


11. Y así, desde Marte.


12. Aquí estamos, vistos desde uno de los anillos de Saturno.


Uploading...

13. Y aquí estamos, vistos desde Neptuno, a más de 2 billones de kilómetros, una foto tomada por el Voyager. El "Pálido punto azul', como denominó a la Tierra el conocido científico Carl Sagan.


Uploading...

14. Pero ésta es una de las más aterradoras de las imágenes. Así es como nos vemos comparados con el tamaño del Sol.


Uploading...

15. Aquí vemos cómo se pone el mismo Sol en Marte.


16. Pero ni siquiera esto nos da una idea apropiada de lo pequeños que somos y lo perdidos que estamos en medio del universo, entre millones de estrellas y galaxias. Sólo en esta imagen tomada por el Telescopio Espacial Hubble, aparecen alrededor de 5.500 galaxias, cada una conteniendo millones de estrellas y, cada estrella, sus planetas. Somos únicamente uno entre millones de millones de millones...


Uploading...

17. Si todo esto ya daba miedo, pensar que también es bastante probable que estemos rodeados de agujeros negros pone la piel de gallina. Sólo para que se hagan una terrorífica idea, aquí está el tamaño de un agujero negro en comparación con el tamaño de la órbita de la Tierra.


18. Ya casi terminando, cada vez que nos parezca que un autobús hasta arriba de gente, o que llueva el sábado o que se haya terminado la leche, es el fin del mundo, sólo hay que recordar que éste es nuestro hogar:


19. Y que sólo hay que alejarse un poco para vernos así de pequeños en comparación con el Sistema Solar:


20. Ahora alejémonos un poco más, hasta el vecindario interestelar del Sol.


21. Sólo un poquito más, hasta ver dónde está nuestro vecindario interestelar en la ciudad que es la Vía Láctea:


22. Sigamos sólo un poco más para ver cómo se ve la Vía Láctea en lo que se denomina el Grupo Local Galáctico.


23. Ya casi estamos. Acabamos de llegar al denominado Virgo Supercluster, la masiva concentración de galaxias en la que nos encontramos.


24. Nuestro Supercluster entre otros similares...


25. Y, finalmente, así es como nos vemos dentro del universo observable. Una pequeña mota, tan diminuta que da miedo. 



Da verdadera impresión, ¿no? Qué barbaridad...